Dos bajas importantes en el Aurirrojo



Nicolás Silva y Gonzalo Ríos no jugarán en Boca Unidos la próxima temporada. Ambos delanteros no se presentaron a entrenar. Silva viajó a Santa Fé para sumarse a Colón, mientras que Ríos jugará en Temperley.


Cuando todo parecía estar acordado de "palabra" y Silva debía firmar para continuar en Boca Unidos, tras haber arreglado su reincorporación días atrás, el jugador no se presentó a la práctica matutina en el predio del barrio 17 de Agosto, y "se encendieron las alarmas" en el cuerpo técnico y la dirigencia ribereña. El delantero viajó a Santa Fe para firmar su vínculo con Colón y ponerse a disposición de Darío Franco para jugar en Primera División.

Por el lado de Ríos, aunque se presentaba de forma continua junto al plantel profesional Aurirrojo desde la primera práctica del año, ya había manifestado desde un principio que su permanencia era insegura y que deseaba jugar en Primera División a las ofertas que pudieran aparecer por parte de Temperley, Quilmes, entre otros.

El tiempo pasó, y parecía que el interés se había diluido. Sin embargo, la negociación cobró vuelo nuevamente, y fue el Gasolero, el que consiguió hacerse con los servicios del chaqueño.

En menos de 24 horas, Boca Unidos sufre un par de bajas importantes en su estructura ofensiva. Por estas horas, la dirigencia ribereña charla con el cuerpo técnico para analizar la opción de sumar otro atacante de características similares. Antes del arranque del torneo.
Compartir en Google Plus

Maximiliano Christiani