Ecos de un gran comienzo de campeonato para el Aurinegro


Santamarina logró una ajustada pero merecida victoria ante Juventud Unida de Gualeguaychú por 1-0. Luego del encuentro, BN Partidos tuvo la posibilidad de dialogar con los protagonistas del equipo ganador en la zona mixta.

No es el equipo del 2015, no es aquel conjunto de juego vistoso que tenía a Mariano González, al Pitu González, a Fernando Telechea con sus múltiples goles, a la seguridad defensiva de Roberto Tucker o la muralla en el arco de Leandro Requena. Este Santamarina versión 2016 es totalmente distinto del que supo quedar a un penal del ascenso frente a Patronato, pero no es para nada menor.

Firme en defensa, a través de un buen rendimiento de la zaga central conformada por Piñero y Aguirre, ayudada por dos rápidos laterales como Politano y García Basso, el autor del gol, equilibrio en el mediocampo gracias a los pies del experimentado Iuvalé, que le dio un orden a todo el equipo, y en la delantera tuvo a Luján, intratable para la defensa de Juventud Unida, un juvenil que demostró estar a la altura de un conjunto que mediante la presión y el sofocamiento al rival en todas las partes del juego, va a darle pelea a cualquier equipo del torneo pese a ser inferior en nombres.

Nahuel Luján tuvo el estreno que cualquier jugador hubiera deseado, fiel a la impronta que caracteriza al jugador de Santamarina, metió, ganó y dejó en el trayecto del partido algunas pinceladas que lograron el desparpajo de toda la parcialidad Aurinegra. Y para redondear la noche, al salir reemplazado se fue aplaudido por toda la gente. El cordobés, luego del partido declaró: "Hicimos un buen partido, comenzamos como realmente queríamos. Me siento realmente agradecido por la hinchada de Santamarina que me brindó su apoyo cuando salí del campo". Además, aprovechó la situación para agradecerle a Coleoni por haberse fijado en él para ser parte del equipo: "No tengo palabras de agradecimiento hacia Gustavo, no tenía muchas oportunidades de jugar en Belgrano y él puso los ojos en mí".

Por otra parte, el técnico del conjunto tandilense se mostró contento por la victoria pero afirmó que deben seguir trabajando: "Realizamos un correcto partido. Me siento contento por los jugadores, se merecían una victoria para comenzar de la mejor manera. Sabíamos que iba a ser un cotejo complicado, ellos venían de una buena pretemporada pero logramos anularle el planteo táctico que nos propusieron. Hicimos un buen trabajo defensivo, pero tal vez nos faltó un poco más de picante en ofensiva. No culpo a los jugadores ya que llevamos menos de un mes de trabajo, con el correr de los partidos vamos a ir mejorando".

Por último, no podía faltar la palabra del capitán. Silvio Iuvalé, el experimentado volante de 36 años, explicó sus sensaciones del encuentro: "Siempre es bueno comenzar ganando. Le ganamos a un equipo que tiene muy buenas individualidades, mantuvo a mucho de sus jugadores y eso es importante para nosotros. La disciplina táctica y entrega que tuvo el equipo fue espectacular, esta debe ser nuestra premisa y característica principal". Por otro lado, se le consultó sobre si una de sus funciones es ayudar a aminorar el ritmo en ciertas situaciones y a que sus compañeros elijan mejor a la hora de atacar, a lo que respondió: "Puede suceder que a veces nos apuremos, como producto de la ansiedad. Lo importante es que el equipo tenga la entereza de sobreponerse al error y buscar más".

Foto: El Eco de Tandil.
Por Giano Santillán / @GianoSantillan
Compartir en Google Plus

Giano Santillan