Gustavo Coleoni: "Uno va aprendiendo a medida que se va equivocando"



BN Partidos tuvo un mano a mano en exclusiva con Gustavo el sapito Coleoni, reconocido Director Técnico que cuenta con una vasta trayectoria dirigiendo en varios equipos del ascenso argentino, entre ellos Racing y Talleres de Córdoba, Juventud Antoniana y Central Norte de Salta, Atlético Paraná de Entre Ríos, entre otros. En la última temporada se desempeñó en Santamarina de Tandil, equipo que milita la B Nacional, cumpliendo una temporada histórica para el club, dejándolo a las puertas del ascenso a primera división. 

Gustavo Coleoni, DT de Santamarina dialogó con BN Partidos sobre diversos temas. Acerca de su experiencia y que fue aprendiendo de cada uno de los clubes que dirigió declaró: "Vocacionalmente soy un entrenador de inferiores, que es en donde yo me inicié, y por esas cosas del fútbol, en Racing de Córdoba comencé como coordinador y me dieron la posibilidad de dirigir un interinato en primera. Empecé y llegue a la final, entonces después ya dejé de ser un técnico de inferiores. Y bueno, son distintos lugares en los que estuve, distintas provincias. No tengo una forma, algo como para decir “bueno, esto me cambió, esto no”, uno va aprendiendo a medida que se va equivocando, a medida que va cometiendo errores, a medida que va fortificando su templanza. Me toco pelear el descenso con Central Norte, en Talleres mi llegada fue muy mediática, y es un club en donde si no ascendés, por más que salgas segundo o tercero, pasas a la fila de los desconocidos. Eso por ahí no fue fácil de asumirlo, de parte de mi familia y de parte mía. Entonces no hay una forma, es constante el aprendizaje a través del error, siento que soy mejor entrenador por que cometí errores y los fui corrigiendo. Me faltan muchos errores y muchas cosas que aprender, pero el hecho de haber estado en distintas provincias, en distintas idiosincrasias de vida, como en Madryn y en Formosa el mismo año, uno va aprendiendo y va acomodándose al lugar. En Madryn no había lugar donde entrenar, no había gimnasio, hacía mucho frío. En Formosa hacia 45 grados todos los días. Algo que digo siempre es “usar el error como herramienta de aprendizaje”.

El sapito, además de ser un reconocido hincha de Talleres, fue jugador, coordinador de inferiores y Director Técnico de la primera, pero más allá del club cordobés, aseguró sentirse como en casa en Juventud Antoniana. "A pesar de que me aprecian los dos equipos de Salta, en Antoniana estuve dos años consecutivos, llegamos a finales y me sentí muy bien. Ahora en Tandil obviamente por resultados me siento muy bien, pero el tandilense no es muy apasionado. Me siento bárbaro, los diez, doce o mil que van a la cancha me quieren mucho, pero dentro del marco de pasión y por ser una ciudad más futbolera, creo que en Talleres y en Juventud Antoniana" y sobre la certeza de tener que enfrentar al Matador el torneo venidero, añadió: "ahora no me genera nada. Antes si, sentía que eran partidos especiales por todo lo que había vivido en el club, pero uno se va acostumbrando. Ahora más que nada espero que me toque jugar de visitante contra Talleres e Instituto, así puedo ver a mi familia, mi esposa, mis hijos. Paso tanto tiempo fuera de Córdoba que disfruto cada vez que me toca venir."

Espectacular fue la campaña que comandó Gustavo Coleoni en Santamarina la temporada pasada, quedando en la cuarta posición con 66 puntos y a sólo un par de penales de ascender a la élite del fútbol argentino, perdiendo la final del reducido ante Patronato. Para el próximo torneo corto las necesidades de Santamarina pasan por otro lado, ya que la mayoría de los jugadores de la plantilla tomo nuevos rumbos y la economía del club no es la mejor. "Éstos seis meses de transición que hay van a ser totalmente distintos al anterior, porque el presupuesto es casi cero. Por eso me contrataron primero a mí, que conozco un poquito como hacer que un equipo rinda, como traer jugadores que rindan y que no sean caros, porque conozco muchas categorías. Entonces estos seis meses van a ser totalmente distintos al torneo anterior, voy a conformar un plantel con muchos chicos jóvenes, como el caso del chico Lujan de Belgrano. Es distinto. Me imagino un equipo jóven, bien vertical, bien dinámico".

Al ser consultado sobre cómo ve a este nuevo Talleres que jugará la próxima B Nacional comandado por Frank Kudelka y si le gustaría tener alguna revancha o nueva posibilidad en el club de Barrio Jardín, fue claro: "No conozco a Kudelka. Si conozco a Fassi, el presidente del club, y ahí está la clave del éxito en Talleres. Apostó a grande, trata de brindar excelencia a todo lo que el jugador necesita, a todo lo que los técnicos necesitan, en el predio, etc. Entonces el tipo va a exigir, pero te entrega lo mejor. Apuesto más que todo por la marca Fassi. Sinceramente no pienso en tener revancha. En el momento en que estuve trate de dar lo mejor de mí. Creo que por ser cordobés, por mi historia, mi pasado, si se me dan las cosas, siempre hablando de resultados, algún día recibiré un llamado, pero la verdad eso no me desespera".

Un entrenador de tal experiencia como la de Gustavo, no se forma ni se prepara por mera casualidad, sino que debe contar con personas que lo marquen y lo guíen desde su infancia, cuando soñaba con jugar en el primer equipo. Es por eso que repasó aquellas personas que desde pequeño lo acompañaron y sobre aquellas que en la actualidad mira y con las cuales se siente identificado. "Desde que era un nene, Honorio Valdez siempre me ayudó y estuvo al lado mío para todo, hasta me llevaba a su casa a dormir para que me acostara temprano. Él me aconsejo y me guió en todo, creo que gran parte de mi presente se lo debo a él. Siguiendo un poquito la línea de las inferiores, de cuando uno era infantil/juvenil, Cacho Taborda fue un adelantado, un maestro, me enseño muchísimo. Y después, mediáticamente o a nivel ya nacional, creo que Bielsa es el mejor de todos lejos, deberían darle el seleccionado con un contrato en blanco y que él decida que hacer, cuantos ayudantes quiere, quien quiere que dirija los juveniles, todo debería decidir él. Y después con el Cholo (Diego Simeone) siento cierta afinidad por formas de agresividad, formas de verticalidad, equipos que presionan alto, uno está más identificado con eso, terminar rápido la jugada, etc. Otro es Antonio Mohamed, un tipo de una personalidad muy especial, que maneja muy bien los grupos. Eso es lo que uno intenta hacer".

El fútbol argentino en la actualidad cuenta con muchos entrenadores jóvenes, que a largo o corto plazo van dejando una huella en cada equipo. Tal es el caso de Gallardo en River, conquistando varios títulos internacionales, o el Vasco Arruabarrena, que llevo a Boca a conseguir títulos después de varios años. Otros entrenadores que podemos mencionar son Diego Cocca, que dejó Racing tras dos años y con un campeonato de primera división bajo el brazo, y fue sustituido por otro DT jóven, Facundo Sava; Eduardo Dominguez en Huracán, Eduardo Coudet en Rosario Central, Mauricio Pellegrino en Independiente, Mauro Camoranesi asumió en Tigre para el próximo campeonato, entre otros. Sobre este “boom" el Sapito opinó: "Esta bueno, porque se está viendo un pequeño cambio en la metodología de trabajo, en los mensajes de los técnicos a los jugadores, las dinámicas de los entrenamientos. Sin ir en contra de los técnicos anteriores que te nombre, porque bajo mi punto de vista, ellos son sabios que se deberían rodear de jóvenes y terminar tomando las decisiones".

Por último, le consultamos sobre cómo ve a la Selección Nacional, el trabajo de Gerardo Martino al frente del equipo, y su postura ante tanta critica a Lionel Messi. "Discutir a un técnico como el Tata sería una estupidez de parte mía, porque esta sobreentendido que es uno de los mejores del mundo. Lo que le ha pasado en la selección es que los rivales saben cómo intenta jugar. Está bien eso de trabajar y morir con la de uno, pero también está bueno darle versatilidad y variantes a tu equipo, ojala este año pueda mejorarlo. Y lo de Messi bueno, tenemos que tratar de que no se enoje para que siga viniendo, porque si no llega a venir más, lo vamos a extrañar".

Por: Alan Valdez / @AlanValdez87
Compartir en Google Plus

Alan Valdez