Un viejo conocido, un nuevo problema


Luego de cerrar su plantel profesional, con la llegada de un nuevo cuerpo técnico y de 16 incorporaciones, y de comenzar la pretemporada de cara a este año, llegó el primer inconveniente a Villa Dálmine.

Cuando todo parecía ser un inició de año tranquilo, y tras haber disputado ya dos encuentros amistosos, 2-2 ante Camioneros y 3-1 frente a Deportivo Armenio, Dálmine fue inhibido hace unos días por Matías Valdez, Andrés Soriano y Nicolás Fittaolli, integrantes del plantel de la temporada pasada.

Hasta aquí un problema, que si bien incomoda, parecía solucionado ya que rápidamente el club se había movido para pagar las deudas reclamadas.

Sin embargo el Pollo Soriano, que disputó la última temporada en el Viola con un gol en 23 encuentros, quien habría reclamado el pago de dos meses, alrededor de $120.000, que el club adeudaría con él, no habría llegado a un acuerdo con la dirigencia para el abono de este dinero. Mientras el jugador exige recibir en efectivo y de una sola vez, el club espera poder hacerlo en más de un cheque. Restará saber cual será la resolución de Agremiados.

Recordemos que Dálmine no podrá alinear ninguna incorporación en partidos oficiales hasta que no haya regularizado su situación, algo que preocupa de cara al arranque del torneo en poco más de una semana.
Compartir en Google Plus

Lucas Córdoba