Pepe Romero: "Me preocupa la falta de efectividad"



José Santos Romero, actual técnico de All Boys, habló con BN Partidos acerca de lo que dejó la derrota por 2 a 1 ante Juventud Unida de Gualeguaychú como local, en un dialogo en el que se mostró intranquilo con la escasa eficacia que presenta su equipo de cara al arco rival. “Hay cosas que mejorar en todos los sectores del campo, pero me preocupa que nos cueste tanto convertir”, confesó.

La palabra de Romero es palabra autorizada. Es que, en Floresta, el vocablo Pepe parecería ser un término santo. La hinchada corea su nombre cada vez que pisa el estadio Islas Malvinas y, por lo general, es de los pocos que nunca se va abucheado si dicha presentación termina en un resultado adverso.

La caída ante Juventud no fue la excepción. Un ligero murmullo bajaba desde los cuatros puntos cardinales de la cancha, dejando en claro el descontento de los hinchas con el equipo, principalmente los defensores, quienes resultaban golpeados cada vez que el conjunto dirigido por Norberto Acosta se acercaba al arco que protegía Gastón Losa. “Uno prefiere perder por virtud del rival y no por errores propios, pero hoy no funcionamos bien defensivamente y pagamos muy caros los errores”, argumentó.

No obstante, aseguró que el resultado del partido no fue justo: “Podríamos haber alcanzado el empate. Tuvimos tres o cuatro claras, pero el arquero de ellos sacó pelotas muy difíciles que podrían haber desencadenado en la igualdad”, explicó.

Con respecto a las ausencias de Julián Fernández, quién fue expulsado en la visita a Guillermo Brown en Puerto Madryn, y Maximiliano Martínez, que debió abandonar el terreno de juego como resultado de una lesión en el mismo partido, Pepe manifestó que se sintieron mucho. "Julián llega con mucha más continuidad que Stefanatto, y Toranzo no es un reemplazante natural para Martínez”, justificó.

Para finalizar, hizo un balance de lo que dejó All Boys en el torneo una vez concluida la tercera fecha: “Seguimos buscando un equilibrio del plantel en todas las líneas. Son jugadores que recién empiezan a conocerse. Para algunos muchachos son sus primeras presencias”. Con respecto a lo que significó la segunda derrota consecutiva, consideró que lo mejor es tomarlo con calma: “Desesperarnos ahora no conduciría a nada”, concluyó el entrenador que consiguió el ascenso a Primera en 2010.

Por Alexis Almosnino/ @Alealmosnino

Compartir en Google Plus

Alexis Almosnino