Testimonios de La T luego del triunfo


Luego de la victoria de Talleres 2-1 sobre Villa Dálmine, los jugadores del conjunto local dialogaron en zona mixta con BN Partidos y dejaron en claro sus sensaciones tras obtener tres puntos que dejan a La T, provisoriamente, en la punta del torneo.


En primer turno habló Javier Velázquez, el delantero que convirtió de penal el 1-0 parcial. "Contento, el delantero siempre quiere convertir. Ojalá se pueda seguir por la senda del gol y del triunfo del equipo". Sobre el rendimiento del equipo comentó: "Fuimos superiores, quizás no fue nuestra mejor versión. Cuando el partido se puso 2-1 el equipo se metió atrás, nos complicaron con muchos pelotazos, pero siempre es bueno poder corregir cuando estas ganando".


Por otra parte, Nazareno Solís, una de las figuras de este Talleres, dio su opinión de porqué el Matador mereció el triunfo: "En el segundo tiempo empezamos a manejar un poco más el mediocampo, agarraron más la pelota Bebelo (Reynoso) y Luís (Jerez Silva) que tienen buen pie, y empezamos a controlarlo, dejar de meter tantos bochazos a las espaldas de los centrales del rival y poner la pelota más al piso. Pusimos dos "nueves" en el área, entró Eial (Strahman) que todos sabemos que es un goleador y aparece cuando más lo necesitamos".

La joya Solís se formó en las inferiores de Dálmine, es hincha del club y el torneo pasado convirtió ocho tantos para el Viola. Sobre sus sensaciones en este partido y si fue especial para él, comentó: "Yo lo veo como un partido más, obviamente que tiene un gustito diferente por jugar con Dálmine, que es de donde yo salí, pero bueno, lo digo siempre: mi cabeza esta acá y hoy fue una final más de las 21 que hay que jugar".

Carlos Quintana, defensor central que viene de ascender con Patronato, de a poco se va convirtiendo en un pilar de la defensa albiazul, y justamente a él le convirtieron el penal que luego Velázquez cambio por gol. Sobre aquella jugada contó: "Yo sentí que me agarró un poco, por ahí no fue muy fuerte, pero mis compañeros que estaban atrás vieron que mi remera se estiró mucho y que la falta había sido bastante clara".

Otros dos defensores hicieron su primera aparición con la camiseta de Talleres en la B Nacional, y los dos cumplieron con creces. Se trata del central Juan Cruz Komar y el lateral Mauricio Arias. El pibe de 19 años que viene de jugar en Boca contó lo que para él fueron las virtudes por las cuales la T se quedó con la victoria: "Primero la paciencia, porque en el primer tiempo no encontrábamos el gol y estuvimos tranquilos para después convertirlo. Después no desesperarnos cuando nos empataron". Sobre su debut en el equipo cordobés al lado de Carlos Quintana comentó: "Bien, muy cómodo, la verdad que Carlos habla mucho, es ordenado y la verdad que eso ayuda". Luego contó la similitud del público de Talleres con el del Xeneixe: "Cuando nos empataron y después en los últimos minutos cuando nos metimos un poco atrás, sentíamos el aliento de la gente para mantener el resultado."

Por su parte, el chileno Arias, que viene de jugar en Nueva Chicago, expresó sus sensaciones luego del partido: "En lo personal, me sentí bastante bien, muy cómodo con esta gente maravillosa y por habernos quedado con los tres puntos. Es un equipo que por el plantel que tiene merece estar en Primera División, por la gente, el cuerpo técnico, la dirigencia, todos se merecen lo mejor. La victoria de hoy fue merecida, hicimos todo el desgaste nosotros en el primer tiempo, en el segundo entramos con otra actitud, golpeamos en los momentos justos y después nos paramos muy bien atrás".

La gran figura del partido fue el paraguayo Rodrigo Burgos, pilar fundamental en el Talleres que consiguió el ascenso la temporada pasada y que en este torneo pelea arriba en la B Nacional. El volante central salió ovacionado por los miles de espectadores, algo a lo que ya esta acostumbrado desde que llegó al Tallarín, sobre esto expresó: Contento por el triunfo y agradecido a la gente por el cariño. Como siempre digo, yo vengo a hacer mi trabajo y la única cosa que puedo hacer es dar todo por Talleres. Ahora a descansar, fue un partido difícil, se ganó y eso era lo importante". Sobre las cosas a corregir del equipo dijo: "Tendríamos que corregir la ansiedad, por ejemplo, y tendríamos que tener más tranquilidad. Hoy en el primer tiempo no nos salían las cosas y pudimos cambiar la mentalidad y gracias a dios se pudo lograr la victoria".

Por Alan Valdez. 
Compartir en Google Plus

Alan Valdez