Mario Sciacqua, sobre el árbitro: “El partido fue vergonzoso en contra de Gimnasia y Esgrima de Jujuy”


Luego de la derrota ante Talleres, que dejó a Gimnasia de Jujuy a siete puntos del conjunto cordobés, habló Sciacqua y se lo notó muy molesto con el arbitraje de Lamolina.

Una vez terminado el partido, Mario Sciaqua habló con la prensa e hizo énfasis en el árbitro: “El partido fue una vergüenza, eso hay que decirlo con todas las letras. Fue vergonzoso en contra de Gimnasia y Esgrima de Jujuy lo que sucedió en el primer tiempo desde que nosotros le hicimos el gol”.

Sobre la expulsión de Diego López finalizando el primer tiempo, el DT de los jujeños expresó: “Nosotros estábamos cerca de la jugada, ni lo había tocado al jugador (por Nazareno Solis), se lo lleva por delante porque viene embalado. El que comete una acción más grotesca en el foul es (Nicolás) Olmedo, López viene corriendo desde atrás y se lo lleva por delante con (Pablo) Garnier por la vehemencia y por como estaba el campo”.

Además, agregó: “Entonces hay que decirlo, respetando a Talleres de Córdoba, íbamos ganando un partido y no habíamos tenido problemas. En el gol de pelota parada hubo 300 empujones, y en el segundo tiempo hubo 300 empujones a favor nuestro, en el área de ellos, agarrones, codazos y no cobró penal".

Sciacqua se mostró conforme por el rendimiento de su equipo, pero insistió en la influencia del árbitro: "El esfuerzo que hicieron estos muchachos con un hombre menos a mí me hace sentir orgulloso. Pero hay una cuestión muy determinante hoy en el fútbol. Jugar con uno menos contra el primero, que es un equipo muy bueno, es como jugar con una pata menos". Luego, se puso en el lugar de los simpatizantes del Lobo: "Lo que más bronca me da es que la gente, que vino con tantas ilusiones y se aguantó la lluvia, se va con una sensación de injusticia”.

Por todo lo que se había generado alrededor del partido, comentó: “Me da lástima por toda la ilusión,  por lo que habíamos hablado con los dirigentes, jugadores, la gente, pero bueno esto sigue, hay que afrontarlo con mucha entereza. No fue el partido de Santamarina, fue otro Gimnasia con otra actitud, habrá que prepararnos, recuperarnos rápido para el partido que viene”.

Finalizando la charla con la prensa, contó sobre su expulsión: “No le dije absolutamente nada al árbitro, entré a separar a sacarlo a Olmedo. Es la primera vez que me expulsan a nivel profesional y en divisiones inferiores nunca me expulsaron. Lo único que le dije al línea es 'Te estoy ayudando a separar', y dijo que le falté el respeto. Después, cuando hablé con él, me dijo  'Pensé que eras vos y era otro'".

Por: @Tato_Jujuy


Compartir en Google Plus

tato jujuy