Prohibido olvidar


Un día como hoy, pero del año 2014, Santamarina escribió la página más dorada de toda su historia. El Aurinegro venció a Juventud Unida de Gualeguaychú por 3-1 en condición de visitante y ascendió por primera vez al torneo de la B Nacional.

"Prohibido olvidar" es el lema de aquél 29 de abril de 2014. Cómo para no olvidarse, si tras varios intentos frustrados Santamarina pisaba por primera vez el territorio de la máxima categoría del ascenso.

El desahogo llegó cerca de las 16:45 horas, cuando Carlos Córdoba pitó el final del encuentro que decretó la victoria del Gigante de las Sierras por 3-1 frente a Juventud Unida en la ciudad entrerriana. Pablo Vilchez a los 16 minutos del primer tiempo y a los 40 minutos de la segunda etapa, y Federico Azcárate, a los ocho minutos del segundo tiempo, convirtieron para el Aurinegro. Neri Bandiera había puesto el empate transitorio a los 41 minutos de la etapa inicial.

En la fase regular, Santamarina se clasificó con cinco fechas de anticipación, aventajando a Juventud Unida de San Luis, su inmediato perseguidor, por siete unidades. En el Nonagonal Final, el conjunto tandilense ratificó su buena temporada: ganó seis de los ocho encuentros, empató uno y su única derrota fue ante Tiro Federal en Rosario. De ésta manera, el conjunto dirigido en ese entonces por Duilio Botella obtuvo 19 unidades sobre 24 en disputa .

Así, el Aurinegro logró el ascenso luego de la recordada final ante Sportivo Belgrano en el año 2013, en la cual empató en Córdoba por 1-1, con un penal sobre la hora, y vio como su rival se llevó toda la gloria al contar con la ventaja deportiva en caso de igualdad en el tanteador.

Hoy en día, a pesar de su corta trayectoria en la categoría, Santamarina logró imponer su nombre tras la gran campaña que realizó el pasado año, en la cual estuvo a tan sólo un penal de ascender a la máxima categoría del fútbol argentino.

Foto: Diario La Región
Por Giano Santillán / @GianoSantillan
Compartir en Google Plus

Giano Santillan