¿Qué pasa Milrayitas?


En su segunda temporada en la categoría, luego de su heroíco regreso de la mano de Fabián Nardozza, Los Andes comenzó de gran manera el campeonato y nuevamente volvió a pincharse sobre el final. Al igual que en el 2015 en donde el equipo, a falta de un par de fechas para culminar el torneo, cayó desde la tercera a la décima primera ubicación. En el corriente año, el Milrayitas acechó a Talleres durante un par de semanas, hasta que en el momento del enfrentamiento directo entre ellos, Los Andes no consiguió quedarse con los tres puntos (perdió 2 a 1), cortando una racha de ocho partidos sin caer y alejándose un poco más de la punta del torneo.

Cuando parecían quedar atrás los rumores del alejamiento de Felipe de la Riva, luego de esa derrota, la victoria ante All Boys en Floresta con un hombre menos hizo sentir a los hinchas nuevamente con esperanzas de seguir luchando por el ascenso. Una semana después, fue Brown de Adrogué, el equipo que volvió a poner de rodillas a Lomas ya que con un gol de tiro libre sobre la hora, el Tricolor se llevó las tres unidades dejando a Los Andes con la sensación de que podían haber sacado algo más en el partido. Con la lluvia constante, el clima no ayudaba a levantar los ánimos de los quebrados corazones Milrayitas, que madrugaron para alentar a sus jugadores durante la mañana del domingo.

Una semana después de la caída en el Gallardón y sin De la Riva en el banco, aún cumpliendo la fecha de suspensión sufrida ante All Boys, Los Andes se presentó en San Martín para intentar batir a Chacarita y volver a retomar el rumbo en la B Nacional. Con los 90 minutos ya transcurridos, el local venció por 3 a 0 al visitante y, otra vez, al igual que ocurrió el domingo pasado, los televisores de Lomas se apagaron con un aire de decepción, sabiendo que más allá de que el objetivo del año era juntar un colchón de puntos para la permanencia en la categoría, a pesar de la buena campaña, el ascenso volvía a escaparse por lo menos por una temporada más.

¿Será qué en el actual torneo aparecen rivales demasiado importantes tanto desde nombres como desde su poderío económico? ¿Será qué el equipo no está preparado para pelear arriba y aspirar a algo más? ¿Será el próximo año festejando los 100 años del club? Estas son preguntas que pasan por todas las cabezas de Lomas de Zamora y que, por ahora, no encuentran respuesta. Algunos hinchas podrán culpar al cuerpo técnico, otros a los jugadores, otros irán un poco más arriba acusando arreglos en los arbitraje. Muchas opiniones son las que pueden escucharse, muchos son quienes pueden opinar ya que desde afuera de la cancha es todo mucho más fácil. 

Matemáticamente, aún hay chances para Los Andes, a pesar de que Talleres de Córdoba parece alejarse demasiado con una diferencia de nueve puntos y debiendo un partido. Poniendo los ojos fuera de la pasión que genera el equipo, la anterior campaña de Fabián Nardozza sacando 53 puntos y la actual del uruguayo De la Riva con 19 puntos de 39 en juego, asegura la permanencia de Lomas por un par de años en la segunda categoría del fútbol argentino, a la espera de poder mantener una base del equipo y poder volver a ilusionarse con la Primera División.

Por Juan Manuel Torraco.
Foto: Los Andes.
Compartir en Google Plus

Juan Manuel Torraco