Sorpresiva despedida


Luego de la agónica derrota ante Talleres de Córdoba por 2 a 1, Felipe de la Riva, quien hasta hace un par de horas era el técnico de Los Andes, dejó su cargo tras haber protagonizado una escaramuza con el resto de su cuerpo técnico en el interior del vestuario.

Con tan solo un par de horas de saber que con la derrota sufrida durante la tarde de hoy ante Talleres el Milrayitas se alejó notoriamente del primer escalón de la tabla, el sacudón parece haber pegado un poco más fuerte en las paredes del Eduardo Gallardón. Tras haber visto el partido desde la tribuna Palacios por haber estado suspendido, Felipe de la Riva habría dejado su cargo luego de estar involucrado en una pelea a golpes de puño en el vestuario.

Más allá que todavía no haya un comunicado oficial, el ahora ex-entrenador  de Los Andes concluyó su segundo ciclo al frente del Milrayitas con una serie de cuatro partidos ganados, cuatro empatados y apenas dos perdidos dejando una efectividad del 50%. En cuanto a la contundencia del equipo de cara al gol, convirtió ocho goles y solamente pudieron marcarle en seis ocasiones siendo una de las vallas menos vencidas de la B Nacional. 

Con el objetivo de simplemente poder conformar un buen colchón de puntos y luego pensar en la temporada siguiente, una racha de ocho partidos sin perder comenzó a ilusionar a los hinchas con poder lograr el ascenso en este torneo. Dado que Talleres obtuvo los tres puntos en el duelo crucial por pelear la punta, las posibilidades del equipo de Lomas comienzan a desvanecerse ya que además de haber perdido los puntos, acaba de quedarse sin entrenador.

Por Juan Manuel Torraco.


Compartir en Google Plus

Juan Manuel Torraco