De la Riva out


Luego de la derrota como local ante Central Córdoba de Santiago del Estero, Felipe de la Riva arregló de común acuerdo la finalización del vínculo con Los Andes. Con seis victorias, cuatro empates y siete derrotas, el entrenador no encontró el rumbo del equipo que en las primeras fechas supo pelear la punta del torneo y esto derivó en su inminente salida del club.

Lejos quedó el mes de diciembre cuando Felipe de la Riva llegó al cargo nuevamente de la entidad Milrayitas. Con un debut no tan bueno con derrota ante Crucero del Norte, el entrenador enderezó el barco y consiguió una importante racha de nueve partidos sin ser vencido, además de ser la valla menos vencida de la B Nacional. Entre estas fechas se destacan las victorias como visitante ante Almagro y Santamarina en Tandil.

El partido ante Talleres de Córdoba por la fecha 10 del torneo, fue un punto de quiebre en el mandato de Felipao. Ya con el mote de candidato a pelear por el ascenso, la derrota ante el conjunto cordobés pareció haber dejado una herida en Lomas, herida que aún no termina de cerrarse. Una gran actuación en Floresta lo reencontró con el triunfo y a pesar de que la T se había escapado, las ilusiones del ascenso eran lo último que se perdería. 

La vuelta al Gallardón ante Brown de Adrogué no fue la mejor; derrota sobre la hora con una perfecta ejecución de falta de Cristian Chávez. A partir de ahí, el rendimiento del equipo fue mermando partido a partido y provocó duras caídas ante Chacarita en San Martín y Brown de Madryn como local, ambas con varios goles en contra. Una luz de esperanza apareció cuando finalizaron los 90 minutos en Gualeguaychú, con victoria por 3 a 1 de Los Andes. Con chances matemáticas de pelear, pero muy lejos del puntero, los jugadores se mentalizaron en cerrar el torneo con la obtención de todos los puntos posibles. 

Con la ilusión de devolverle la sonrisa a la gente en Lomas, el partido suspendido ante Dálmine acentuó la agonía a la espera de una resolución de los problemas entre la institución y la Aprevide. El periplo a San Luis una semana más tarde, dio como resultado una dura caída por tres goles contra uno, que dejó el proyecto, que tan bien comenzó, en la cuerda floja.

Este fin de semana, en otra mala actuación como local, al equipo no se le cayó una idea dentro de la cancha y Central Córdoba se llevó los tres puntos a Santiago del Estero. Horas más tarde ocurrió lo que muchos esperaban que sucediera: Felipe de la Riva dejó de ser el director técnico de Los Andes y cerró su ciclo con seis victorias, cuatro empates y siete derrotas, de las cuales seis fueron en las últimas ocho fechas, detonante principal de la salida.

Por Juan Manuel Torraco.
Foto: Prensa Los Andes. 
Compartir en Google Plus

Juan Manuel Torraco