Jorge Sclar: "Rodrigo Espíndola es parte de mi vida, me dolió mucho"


Jorge Sclar, más conocido como El Preso, es utilero de las divisiones inferiores de Chacarita hace 38 años. Por eso, BN Partidos dialogó con el histórico del Funebrero sobre el fallecimiento de Rodrigo Espíndola, jugador que se crío en el Tricolor

En dialogo con BN Partidos, Jorge Sclar nos contó sobre cómo se tomó la noticia en el mundo Chacarita, cómo lo ingerió él, que lo conocía desde chico, cúal fue la sensación de los jugadores del actual plantel que jugaron con Rodrigo Espíndola, su último contacto con el defensor, y sobre la sensación al día siguiente en el Polideportivo.

Sobre cómo se encuentra el entorno de Chaca, contó: "Con mucho dolor, porque es una injusticia que no se puede creer, hasta los mismos compañeros están muy destruidos, también. No se puede entender este tema". El Preso, también, expresó sus propias sensaciones: "Un desconsuelo muy grande. Yo estoy en el club desde hace 38 años, como utilero. Es parte de mi vida, me dolió mucho. Hicimos la cadena con los chicos y después fuimos al velatorio".

Además, habló sobre cómo estaban los actuales futbolistas del Funebrero previo al partido frente a Atlético Paraná: "Se sintió que había llegado la noticia. Más a (Matías) Nizzo que fueron compañeros desde chicos. Me mandó un mensaje que no lo podían creer, que estaban desorientados. También, hablé con un jugador de la categoría 89 y se encontraban confundidos. Ya no se puede guardar un auto en un garage, es una vergüenza esto". 

Durante la entrevista, angustiado por lo que había pasado, afirmó: "Me enteré que agarraron a uno de los asesinos, en La Plata. Pero no es un consuelo de nada, no hay arreglo. ¿Cómo lo volvés a la vida al chico? La mujer quedó sola con un nene de 1 año. Es un dolor muy grande. Cuando vino a jugar con Chicago a San Martín, estuvimos hablando. Justo nos íbamos a juntar para el cumpleaños del bebé. Es una injusticia".

Por último, habló del día siguiente en el Polideportivo, donde las inferiores juegan de local: " Con una bronca bárbara estaba. Ver los vestuarios donde se cambiaba él, la utilería y el partido que juegan los chicos, te da mucha angustía. Es inmensa la impotencia que uno vive, más cuando lo ves en el cajón a él".

Por Gastón Rienzi / @GastonRienzi
Compartir en Google Plus

Gaston Rienzi