Pablo Bossio: "Estoy muy conforme con el rendimiento grupal"


Pablo Bossio, presidente de Santamarina, dialogó con BN Partidos acerca del presente de la institución de Tandil y, además, analizó la actualidad de la Asociación del Fútbol Argentino y evaluó el proyecto que desean implementar los clubes grandes de primera división, la Súperliga.

La actual temporada de Santamarina es mucho más que satisfactoria. Si retrocedemos hacia un poco más de tres meses, el conjunto tandilense se encontraba en plena renovación del equipo. Sólo dos jugadores quedaron de aquella inolvidable campaña en el 2015 y, sumado al corto tiempo de rearmado del equipo, parecía que iba a ser un complicado semestre. Sin embargo, más allá de que a mitad del campeonato el equipo mermó su rendimiento, Santamarina se encuentra en la décima posición a sólo nueve unidades del escolta de Talleres, Boca Unidos. En referencia al presente del equipo que comanda como presidente, Pablo Bossio aportó: "Este nuevo equipo de Santamarina tiene un presente que se asemeja al que imaginamos cuando diseñamos su conformación. Es un equipo dinámico, duro y compuesto tanto de jugadores jóvenes como de profesionales con experiencia. Es, sin dudas, la base para el torneo largo que se nos aproxima. Estoy muy conforme con el rendimiento grupal".

En las últimas semanas, surgieron noticias desde el interior de la institución que no son para nada favorables. En primer lugar, como sucede a lo largo y ancho de la provincia de Buenos Aires, se dio a conocer que, en el encuentro frente a Independiente Rivadavia, asistieron 33 efectivos policiales en lugar de los 85 que había determinado la APreViDe para dicho cotejo. Por el otro lado, los jugadores no concentraron para el partido frente a La Lepra debido a la deuda que mantiene el club con los integrantes del plantel. Acerca de estos temas, y de la relación que mantiene la comisión directiva con los jugadores y cuerpo técnico, Bossio declaró: "Con el plantel y el cuerpo técnico tenemos mucho diálogo. El cuerpo técnico nos conoce y nosotros también los conocemos a ellos, cosa que hace más fácil todo. Pensamos en conjunto en el crecimiento de Santamarina como institución. Sin dudas, es fundamental que toda comisión directiva pueda pensar estratégicamente el futuro del fútbol en los clubes con sus cuerpos técnicos. Respecto de lo que sucede habitualmente con la Policía, es consecuencia de un momento económico difícil de los clubes. Los operativos son muy costosos y muchas veces no logramos cubrirlos, lo que genera siempre situaciones de disconformidad. Son cuestiones que se tienen que solucionar en el corto plazo. En relación a algunas demoras que tenemos para pagar salarios, es algo que sabíamos que podía llegar a suceder este semestre. Si bien tratamos de estar al día, para un club como Santamarina estar uno o dos meses atrasados no es normal. Por eso agradecemos el esfuerzo del plantel, ya que nos supo entender y ha tenido paciencia, dos puntos siempre necesarios en casos de escasez".

En el segundo semestre del 2016, de no mediar ningún cambio, comenzará un torneo largo que se extenderá hasta mediados del año 2017. Tras la finalización del campeonato que entrega un ascenso a la máxima categoría del fútbol argentino, tanto Gustavo Coleoni y su cuerpo técnico, como varios jugadores culminan sus vínculos con la entidad tandilense. Sobre cuáles serán los próximos pasos a seguir, el presidente afirmó: "El vínculo con Coleoni finaliza en junio, pero la idea nuestra y de él es que podamos seguir por el mismo camino. Entendemos que hay un proyecto que queremos construir juntos. El club cambia año tras año, creció mucho y sería muy positivo que continúe acompañándonos en el crecimiento. En cuanto a los jugadores que seguirán en el plantel, será algo que tendremos que charlar una vez renovado el contrato con Coleoni o con el técnico que lo reemplace, en caso de que decida no continuar".

En cuanto al nivel institucional y estructural, Santamarina aún se encuentra en plena recuperación. Acerca de la evolución en los últimos años y de cuáles son los próximos objetivos del club , Bossio dijo: "El desarrollo del campo de deportes Centenario es el gran objetivo que tenemos. Arrancamos desde cero y, hoy en día, contamos con dos nuevos campos de juego y vestuarios que pretendemos finalizar este año. Nuestro norte está puesto allí. Crecer en infraestructura nos permitirá evolucionar en calidad de práctica deportiva, ampliar masa societaria y, sobre todo, generar un sentido de pertenencia. No nos olvidemos que somos un club de 103 años de vida, pero que transcurrió por lo peor que le puede suceder a una institución: su quiebra y su posterior liquidación. Éste es un momento refundacional que tenemos que profundizar".

La Asociación del Fútbol Argentino está en llamas: clubes grandes enfrentados a los clubes de menor peso, los equipos integrantes del ascenso contra los que conforman la máxima categoría del fútbol argentino, y muchos más problemas afectan a la vida de fútbol argentino en sí. No ajeno a éste panorama, Pablo Bossio realizó un análisis de la situación que se vive en la institución ubicada en la calle Viamonte 1366: "AFA vive una situación absolutamente extraordinaria y atípica. Por primera vez en 38 años elegirá su nuevo presidente, luego del paso de Julio Grondona, por lo cual el clima de incertidumbre política genera tensiones económicas, producto de que el fútbol argentino no sólo es un hecho cultural, sino también un importante generador de recursos económicos. Todos sabemos que cuando existen intereses económicos, legítimos de por sí, van a discutirse proyectos, y detrás de ellos tenemos que aportar a un fútbol más federal, con un criterio equitativo en la distribución de sus recursos y una gestión transparente. Hay muy buenos dirigentes que quieren aportar, lo que fomenta las discusiones, debates e intercambio de ideas. Ojalá no se construyan falsas dicotomías: clubes grandes contra clubes chicos, el interior enfrentado a Buenos Aires, porque en definitiva no contribuye a un debate amplio. Tenemos que buscar sanos equilibrios, entendiendo la realidad de los clubes más grandes de nuestro país pero también la de los clubes chicos o del interior, como Santamarina. Buscar un sano equilibrio implicaría una distribución transparente y equitativa de recursos".

A fines del mes de junio, la AFA elegirá a su nuevo presidente. En las elecciones que se realizaron en diciembre de 2015, Santamarina no formó parte de la Asamblea pero, tras el ascenso de Patronato y Atlético Tucumán a primera división, el Aurinegro conformará la próxima Asamblea que decidirá al próximo presidente. Ante la pregunta de cuál será la postura del elenco tandilense en las elecciones, Pablo respondió: "La posición que tiene actualmente Santamarina es la de escuchar a todos los candidatos. Aún hay cierto clima de incertidumbre al respecto, pero queremos escuchar y aportar, para luego decidir y colaborar con quien sea el nuevo presidente de AFA".

El tema que se encuentra de moda en los últimos días es el del proyecto de la Súperliga. El proyecto, impulsado por Matías Lammens, Daniel Angelici, Rodolfo D'onofrio y Víctor Blanco, trata de crear una liga con similitudes a la Liga Nacional de Fútbol Profesional de España. Sin embargo, el presidente de Santamarina, parece mostrarse en disconformidad con la implementación de una nueva estructura en el fútbol local: "La intención era realizar una charla introductoria respecto del proyecto en el día de ayer, pero no se pudo. Lo poco que he podido escuchar en los medios públicos acerca del proyecto no nos resulta demasiado atractivo. Es el paso previo al desarrollo de sociedades anónimas deportivas, instituciones que no tienen que ver demasiado con la idiosincrasia argentina. No podemos pensar que el fútbol administrado como si fuera una empresa significará el éxito de una gestión. Incluso, hay experiencias de gerenciamiento en Argentina que no fueron nada buena para algunos clubes. AFA debe ser ejemplo de administración, y a partir de ese ejemplo los clubes podrán fijarse metas y objetivos que no generen dificultades a futuro. No nos olvidemos que en las comisiones directivas de los clubes participan empresarios".

Para cerrar, se le consultó sobre la final del reducido en la cual Santamarina estuvo a tan sólo un penal de quedarse con el ascenso, pero cayó con Patronato 6-5 en la tanda de penales, tras caer por 2-0 en los 90 minutos reglamentarios en la ciudad de Paraná. En referencia a ésto, Bossio contestó: "La final con Patronato la viví con mucha tranquilidad. Con la tristeza lógica ocasionada por la derrota, pero también con la gran satisfacción de saber que, humildemente, llegamos a la máxima instancia para ascender a lo más alto del fútbol argentino. Estamos seguros de que trabajando así vamos a dar pelea nuevamente en un futuro próximo".

Foto: El Diario.
Por Giano Santillán / @GianoSantillan

Compartir en Google Plus

Giano Santillan