¿Será el punto de partida?


Atlético Paraná el pasado domingo logró ganar luego de 14 fechas. El Decano jugó un aceptable encuentro donde supo aprovechar la ventaja obtenida y festejó al final.

Cuando Andrés Merlos pitó el final del partido frente a Guillermo Brown, los rostros de felicidad en los jugadores Rojiblancos eran más de desahogo por la racha adversa que se arrastraba,  que por el triunfo en sí.

El equipo venía mereciendo de hace tiempo el triunfo y siempre por un factor u otro se le negaban los tres puntos. Por ejemplo, en la semana anterior al choque en Madryn, el Gato jugó un gran primer tiempo ante Chacarita, lo superó ampliamente pero sin poder plasmarlo en el resultado ya que perdió 3 a 1. Luego, frente a Unión de Santa Fe por Copa Argentina, desplegó un fútbol de alto vuelo, fue mejor a un rival de mayor jerarquía y cayó en la definición por penales. Así se pueden citar varios partidos en los que el equipo no estuvo certero en la definición y empató o perdió los encuentros.

Por eso la victoria obtenida en el Sur del país tiene un sabor especial, porque además de ganar ante un rival directo, sirve para la confianza de los jugadores que semana a semana entrenan.

El domingo se viene Juventud Unida de Gualeguaychú, una especie de clásico regional. Todos esperan que el triunfo frente a Brown haya sido un importante envión anímico para el plantel, que necesita de victorias para escapar de los promedios; pero sobre todo para la confianza en sí mismos.

Un año
Ayer martes 24 de Mayo se cumplieron 365 días de la partida física de Cristián Patulo Gómez. El joven defensor falleció mientras defendía la camiseta decana en un partido frente a Boca Unidos en Corrientes.

Por este motivo, se realizó una misa en recuerdo del jugador rafaelino que dejó gratos recuerdos en sus compañeros, hinchas y dirigentes del club Paraná.

Foto: Marcelo Ledesma.

Por Germán Viganotti // @germanviganotti
Compartir en Google Plus

Germán Viganotti