Alejandro Noriega: “Le dije a mi madre, que iba hacer lo imposible para que no me echen”


Tras el último juego de Gimnasia de Jujuy, el delantero avisó que se quiere quedar en el club, para tener revancha, puesto que no se pudo adaptar al esquema del técnico de los jujeños. 

A Noriega se lo ve contento en la provincia jujeña y además aclaró el tema sobre una nota publicada por BN Partidos, en el cual ponía en duda su continuidad en Gimnasia: “Es una provincia hermosa, disfruto todos los días de estar en Jujuy y acá es donde me quiero quedar. También pedirle disculpas, porque la otra vez se filtraron cosas que nada que ver, de que yo me quería ir. La verdad que si mi quiero ir,  no hay más que irse, no hay otra cosa. Sin embargo hable con Mario (Sciacqua), le dije que la voy a pelear a muerte, porque es un club muy lindo,  que me dio la chance de poder jugar y por suerte pude terminar con un gol, le pudimos regalar a la gente el triunfo”.

Sobre el frustrado ascenso con Gimnasia y Esgrima, enfatizó: “Obviamente que en lo grupal quedamos en deuda, no hay que esquivar el bulto, pero era un campeonato muy duro. Un solo ascenso y jugar con un monstruo como Talleres, era bravo, porque era un club gigante, quizás grande como éste, pero tiene otras cosas, a veces se hace difícil seguirle el ritmo”.

Además, aviso que quiere revancha en el Lobo: “Se lo dije a Mario (Sciacqua), soy muy respetuoso y no me agarro de un contrato, si bien tengo para un año más, quiero escuchar a los dirigentes, si ellos quieren que siga voy a seguir y voy hacer el doble del trabajo para mejorar, la decisión la tienen ellos. Me han tratado tan bien acá, no quiero quedarme en un lugar que quizás alguno no quiera que lo haga, pero por lo que he hablado, no hay malas intenciones, incluso creo que está todo para quedarme. Vamos a esperar ésta semana, a terminar de la mejor manera y tratando de dejar una mejor imagen para lo que viene”.

Por la falta de gol, el ex Los Andes manifestó: “Quizás vengo de un esquema diferente al que jugamos, me costó adaptarme en el planteo de Mario (Sciacqua), creo que abuso mucho del juego aéreo, venia de un equipo que pasaba la mitad de cancha y me tiraban centros de todos lados. Acá jugamos más por abajo y si yo hubiera agarrado  la mano, por ahí habría tenido más chances de gol. Porque el equipo juega muy bien por abajo, si tengo la oportunidad de quedarme para mí va a ser mucho más fácil el torneo que viene, porque uno se adapta más fácil y termina jugando diferente. Por mi lado estoy tranquilo, porque dejé todo en cada partido, pero enojado conmigo mismo porque debería haber tenido por lo menos más de diez goles”.

Por último, hizo referencia a su estadía en la provincia jujeña: “Acá te tratan de una forma que es increíble, el jueves pasado fui a comer a la casa de una familia que no conocía, estoy enamorado de Jujuy.  Vino mi vieja a verme y seguramente debe estar muy feliz, contenta, porque  le dije que iba a tratar de hacer lo imposible para que no me echen, es la realidad, vamos a  tratar dar vuelta la página y tratar de terminar de la mejor manera”.

Compartir en Google Plus

tato jujuy