El equipo de Coyette quedó en la puerta del ascenso


Chacarita finalizó el campeonato en la segunda posición con 43 unidades, a seis del líder Talleres, y terminó con una racha de 10 partidos invicto (ocho victorias y dos empates).

En los primeros cuatro partidos y con la conducción de Fernando Gamboa, Chacarita cosechó tan sólo tres puntos de 12, lo que desencadenó la salida del Negro. Los dirigentes eligieron a Walter Gastón Coyette para que lo reemplace, un técnico sin experiencia (estaba a cargo de la Sub 15 de Argentina). En los simpatizantes de El Tricolor había incertidumbre por el futuro del Funebrero

Sin embargo, el Gato dispuso su táctica en el campo de juego (4-3-3) y sacó del once titular al ídolo de los hinchas: Damián el Piojo Manso. A pesar de que los resultados son lo más importante (y eran positivos), Chacarita comenzó a tener una identidad que no encontraba con Gamboa, un estilo que que consistía en comenzar tocando desde el fondo hasta llegar al área rival.

Cada partido que pasaba, Chaca mostraba una mejoría en su manejo con la pelota. Si bien Talleres logró el campeonato, el Funebrero escaló posiciones y consiguió el segundo puesto. Muchos lo nombran como uno de los mejores equipos del fútbol argentino y esto es gracias a los goles de Fernando Coniglio, el desequilibrio de Nicolás Oroz, la velocidad de Maximiliano Casa y Jonathan Menéndez, la solidez de Diego Rivero y la marca de Germán Ré y Federico Rosso.

En la última fecha, Chacarita y La T se vieron las caras y empataron 1 a 1, pero sin sus jugadores que marcaron la diferencia tanto Oroz y Rivero como Guiñazú y Burgos, para el equipo cordobés.

Desde que asumió Coyette, el conjunto de San Martín cosechó 43 puntos de 54 en juego y perdió sólo un partido (ante Nueva Chicago por 1 a 0). Jugadores, dirigentes e hinchas saben que tienen una gran base para el próximo torneo, en el que es gran candidato a ascender a Primera División. Lo que sí, será muy díficil para la nueva comisión directiva -hay elecciones el 3 de julio- retener a jugadores como Fernando Coniglio (lo quiere Vélez, Huracán y Arsenal), Jonathan Menéndez (seguido por Lanús y San Lorenzo) y a Nicolás Oroz, que si bien arregló de palabra, lo busca Newell`s.

Además, la próxima temporada saben que pueden contar con Coyette en el banco, con Manso por un año más (a pesar de sus tweets hace un mes, en referencia a su retiro, finalmente se quedará) y, dentro de los próximos días, Ré confirmaría su presencia para la temporada 2016/2017 (ya rechazó ofertas de Argentinos e Instituto). No seguirían en el club: Matías Nizzo, Facundo Melivilo, Cristian Milla, Lucas Bossio, Martín Zbrun y Gonzalo Carniel. 

Por Gastón Rienzi / @GastonRienzi
Compartir en Google Plus

Gaston Rienzi