El torneo Fogonero: de mayor a menor


Douglas Haig cerró el torneo de transición 2016 con 20 puntos en 21 partidos, producto de cinco victorias, cinco empates y once derrotas. Durante el torneo pasaron dos técnicos: Pablo Quatrocchi y Marcos Lencina como interino. El rendimiento fue de mayor a menor con algunos picos de buen rendimiento.

El Fogonero tuvo un buen andar en el comienzo de la competencia de la mano de Quatrocchi, ganándole en el debut a Central Córdoba por 2 a 0. Luego, llegó la primera derrota del campeonato frente a Ferro por 2 a 1 con un penal errado de Juan Martín, el primero de los tres que desperdiciaría el conjunto de Pergamino a lo largo del torneo. Después cosechó una victoria frente a Instituto, la derrota frente a Nueva Chicago, una goleada 3 a 0 frente a Crucero con un segundo tiempo arrollador del Rojinegro y un empate 1 a 1 frente a Los Andes, partido en el que se mereció más.

A partir de allí no hubo buenos rendimientos, salvo algunas excepciones. El partido bisagra fue la derrota 1 a 0 frente a Almagro como local. De allí en más ganó dos veces: sacó solamente 10 puntos sobre 42 posibles.

El promedio final del campeonato fue de 0,952, con 20 puntos en 21 fechas. Como local, sumó 16 puntos sobre 33, sacando una efectividad cercana al 50%. En cambio, jugando de visitante fue el peor del campeonato con cinco puntos sobre 30 posibles y en esa condición no conoció la victoria .

Su goleador fue Rodrigo Caballuci con cinco tantos, le siguieron Juan Martín con cuatro, Roman Strada con tres, Nicolás López y Leandro Gioda con dos, y con un tanto se anotaron Agustín Cabello, Sebastián Grazzini y Federico Azcárate.

Pablo Quatrocchi dirigió 17 partidos con cinco victorias, tres empates y nueve derrotas, por lo que cosechó 18 puntos sobre 51 en juego, con una efectividad de 35,29%. En tanto, Marcos Lencina dirigió cuatro partidos con un par de empates y dos derrotas, con un 16,67% de efectividad. Además se hizo cargo en el partido por Copa Argentina frente a Tigre que Douglas ganó por penales por 4 a 2.

Douglas terminó el campeonato con una racha de nueve partidos sin ganar. La máxima goleada a favor fue 4 a 0 frente a Independiente Rivadavia, mientras que por el mismo marcador cayó ante Villa Dalmine y significó la peor derrota del elenco de Pergamino
.
El objetivo del próximo campeonato, con Sergio Lippi como entrenador, será el de sumar la mayor cantidad de puntos posibles para esquivar el descenso y pelear arriba.

Por Gabriel Hermiaga/@GabiHermiaga.
Compartir en Google Plus

Gabriel Hermiaga