Tropezón no es caída



Argentinos se entrenó los tres días posteriores a la derrota ante Villa Dálmine por la fecha 5 de la B Nacional y recién este domingo tiene el día libre. El Bicho aprovecha la postergación de la sexta jornada para recuperar a sus jugadores lesionados.

Un tropezón no es caída. No debe serlo. Y no lo fue para el conjunto de La Paternal que, a pesar del duro golpe que sufrió con la derrota ante el Viola en Campana por 2 a 0, sabe que va por el buen camino si quiere volver a la máxima categoría. Post partido, tanto el entrenador Gabriel Heinze como el capitán del equipo Gastón Machín aceptaron haber sido superados por el rival pero mostraron conformidad con lo hecho en el segundo tiempo.

El jueves los titulares ante Villa Dálmine hicieron trabajos regenerativos mientras que el resto del plantel realizó ejercicios técnicos, el viernes la práctica se enfocó en ejercicios de tenencia y recuperación de pelota en espacio reducido y el sábado el plantel practicó movilidad, pase, control y definición. El lunes próximo, el plantel volverá a entrenar en la Sociedad Alemana de Gimnasia.

La buena noticia pasa por la recuperación de Sebastián Martínez, que después de no haber concentrado el miércoles por una contractura hubiera podido estar ante Atlético Paraná si el partido se disputaba el lunes. Por otro lado, se estima que Federico Lanzillotta podrá volver a jugar en dos semanas, mientras que aún no está definido cuánto le falta a Damián Batallini para regresar a las canchas.

Ahora, resta conocer si la postergación de la fecha 6 causa un desplazamiento de todas las jornadas en el calendario o si este se mantendrá y la jornada suspendida se compensará en otro momento.

Foto: @AAAJOficial
Compartir en Google Plus

Santiago Demartino