Volver a ser


Almagro aprovechó el paro por la deuda que la Asociación de Fútbol Argentino tiene con los clubes de la Primera B Nacional para disputar un amistoso, ante Ferro, y afianzar la idea de Felipe De La Riva.

El Tricolor quiere volver a ser el equipo duro que lo fue el torneo pasado bajo la dirección técnica de Fernando Ruiz, hoy en Atlanta, que hacía eco en la pelota al ras del piso y jugar de igual a igual en todas las cancha, además de hacerse muy fuerte de local. Con el arribo de De La Riva, los jugadores, en los primeros encuentros, no se sintieron cómodo y eso llevó a la eliminación en octavos de final de la Copa Argentina contra Juventud Unida de Gualeguaychú.

Debido a la postergación de la séptima fecha, Almagro disputó dos amistosos frente a Ferro, en el estadio del elenco de Caballito. En ambos choques el Verdolaga se impuso: en el primer duelo ganó 2 a 0 con goles de Nicolás López Macri y Facundo Affranchino y en el segundo partido triunfó por 1 a 0 con tanto de Oscar Sainz.

El equipo que disputó el primer enfrentamiento salió de la siguiente manera: Bruno Centeno; Luciano Monasterio, Nicolás Fattoni, Abel Luciatti, Adrián Torres; Ezequiel Gallegos, Federico Sardella, Ariel Cháves, Matías Ruiz Sosa; Nicolás Ledesma y Oscar Altamirano.

Los once titulares que jugaros el segundo encuentro fueron: Christian Limousin; Nicolás Sansotre, Nicolás Arrechea, Matías Di Benedetto, Adrián Iglesias; Matías Morales, Franco Quiroz, Francisco Grahl, Fabián Espínola; Emmanuel Barboza y Nicolás Reniero.

Por Agustín Scandroglio / @PikolScan

Foto: www.almagro100.com.ar
Compartir en Google Plus

Agustin Scandroglio