Dominguez plantea cambios para recibir al Colectivero


La excursión a Tucumán no fue buena para Boca Unidos. La derrota y el funcionamiento dejaron en offside la rotación para preservar el físico de algunos jugadores. Además, Marcelo Ortiz sumó la quinta tarjeta amarilla y Mateo Ramírez sufrió un severo esguince de rodilla. Por contrapartida, Fernando Alloco cumplió la fecha de suspensión y reaparecerá.

Boca Unidos volvió a entrenar ayer ajustando la preparación para el partido que jugará contra Crucero del Norte, el lunes a las 17 por la 17ª fecha del torneo de la Primera B Nacional, con el arbitraje de Miguel González. Los que jugaron ante San Martín de Tucumán trabajaron en el gimnasio y cumplieron ejercicios de fortalecimiento muscular, en tanto que los demás hicieron físico y un reducido de fútbol. 

Federico Domínguez, casi con seguridad, optaría por volver a poner en cancha a la mayoría de los titulares, a excepción de Marcelo Ortiz, quien acumuló la quinta tarjeta amarilla en Tucumán, y de Mateo Ramírez, a quien se le practicó una resonancia que determinó esguince de la rodilla por el planchazo que le aplicó el jugador Moreira en Tucumán. La buena noticia es que el cuerpo técnico podrá contar con Fernando Alloco, que cumplió la fecha de suspensión y está a disposición para jugar contra los misioneros.

En lo que hace a los que se recuperan de sus lesiones, Juan Bravo recibió el alta médica y probablemente tenga el OK de la parte de kinesiología, por lo que físicamente está en condiciones si es que Domínguez lo considera necesario. En cuanto a Martín Fabro, Sánchez Paredes, Franco Cángele y Diego Galeano, son los que volverían a la titularidad. 
Compartir en Google Plus

Maximiliano Christiani