En una semana especial prepara el viaje a Jujuy


Luego de lo que fue la goleada sufrida como local ante Juventud Unida de Gualeguaychú por 4 a 0, Los Andes aprovechó el fin de semana libre para preparar el viaje a Jujuy. Con un par de modificaciones en la cabeza de Aníbal Biggeri, el equipo cambiaría su formación titular luego de una importante seguidilla de encuentros. 


Aun sin confirmación de lo que será la sanción al Estadio Eduardo Gallardón, Los Andes se entrena en busca de dejar atrás la penosa actuación ante el conjunto entrerriano. Por la fecha número 16 del torneo de la B Nacional, deberá realizar un largo viaje a Jujuy para enfrentar a Gimnasia, equipo que viene de vencer sobre la hora justamente al mismo rival que hizo padecer al Milrayitas un par de días antes. 

Para este partido, el entrenador podría realizar un par de modificaciones intentando levantar el rendimiento de sus jugadores: En primer lugar, Maximiliano García sería uno de los jugadores que tendría una oportunidad en el equipo titular, aunque todavía no estaría definido cual de los dos zagueros le cedería su lugar. Por el lado de los volantes, Saúl Nelle, quien bajó notoriamente su nivel durante las últimas semanas y que siempre fue pieza de cambio para el cuerpo técnico, pasará a ocupar un lugar en el banco de los suplentes mientras que Ramiro López será el volante que ocupe el sector derecho en la mitad de la cancha.

Además de todo el revuelo ocurrido en Lomas de Zamora días después de la suspensión del partido debido a los disturbios en la tribuna palacios, esta semana, más precisamente el sábado 19 de noviembre no fue una fecha que haya pasado desapercibida en los corazones Milrayitas

Esto se debe a que hace exactamente dos años, el conjunto de Lomas de Zamora, de la mano de Fabián Nardozza, vencía a Almagro por 3 a 1 como local y celebraba su ascenso a la B Nacional después de cinco duros años en la B Metropolitana. Durante estos años, el hincha debió vivir malas campañas y hasta incluso el equipo llegó a pelear para no descender a la primera C. 

Hoy, y a pesar de que los mejores momentos del equipo han quedado bastante lejos, todo aquel que haya podido ver el sacrificio y la humildad con la que los jugadores salían a la cancha a defender esta camiseta, dejarán de lado el mal momento del equipo para ponerse melancólicos y dar las gracias a esos guerreros que permitieron que Los Andes llegue y se mantenga en la categoría que se merece.

Por Juan Manuel Torraco.
Compartir en Google Plus

Juan Manuel Torraco