Ni blanco ni negro


  All Boys tuvo un semestre irregular con muchos altibajos, los cuales no le permitieron permanecer por mucho tiempo en la pelea por los primeros puestos. Lo que sí tuvo claro desde que comenzó el campeonato es su verdadero objetivo: alejarse de la zona de descenso. Por ahora, este propósito sigue en pelea, ya que se encuentra solo dos puntos por encima del vigésimo en los promedios.


   El equipo de Floresta comenzó el torneo con el pie izquierdo, sin conocer la victoria durante los primeros tres partidos. Luego, poco a poco el conjunto dirigido por José Romero pudo encontrar funcionamiento y empezar a sumar, aunque nunca de manera constante. En líneas generales desarrolló un torneo con buenas y malas actuaciones pero nunca logró hallar un juego con el que pueda superar ampliamente a un rival. Tampoco supo aprovechar la localía para sacar ventajas, de hecho, los únicos dos triunfos que logró por diferencia de dos goles o más fueron en condición de visitante: 2-0 ante Estudiantes de San Luis y 4-1 frente a Brown de Adrogué. 

   El plantel sufrió muchas modificaciones en cuanto al sistema táctico y futbolistas, con la dificultad de encontrar una regularidad a causa de lesiones y suspensiones. Se vio un equipo que durante este período se caracterizó por el buen juego de Ricardo Blanco y su distribución goleadora entre varios jugadores, entre ellos Blanco, Hernán Rivero y Guido Dal Casón. 

   Los golpes más duros llegaron en forma consecutiva en las fechas 8 y 9: la derrota por 2-0 en Mataderos y la goleada sufrida ante Argentinos en condición de local. Si bien fueron baldazos de agua fría, el equipo pudo reponerse rápido con dos victorias y luego de algunas fechas alcanzó una racha invicta de seis partidos.

    Finalmente, no pudo cerrar el semestre de la mejor manera. Cayó ante el puntero, Guillermo Brown, por 2-0 como local y luego ante Ferro como visitante, por 3-1. De esta manera quedó en mitad de tabla, a once unidades de la zona de ascenso. Si bien el balance fue positivo, no hay ninguna duda de que pudo haber sido mejor.

Por Alan Bilosky / @AlanBilos
Foto: allboyslocura.com.ar
Compartir en Google Plus

Alan Bilosky