Panorama negativo en Paraná


Para comenzar su tercera temporada en Nacional B, Atlético Paraná tuvo más de un mes de entrenamiento y preparación. La primer semana fueron los jugadores junto a un preparador físico, luego apareció para ponerse la pilcha de DT Darío Ortíz y definitivamente hacerse cargo del equipo con la misión de mantener al Decano en la segunda categoría de nuestro fútbol. Sin embargo, el rendimiento del equipo no fue el mejor. 

En la fecha inicial recibió al debutante de la categoría Flandria y fue con sorpresa, ya que perdió en condición de local por 2-0, aquella tarde no fue la deseada, ya que se esperaba otra cosa del equipo. Para la segunda fecha disputó "El Clásico" de la provincia frente a Juventud Unida de Gualeguaychú, cuando todo estuvo encaminado para llevarse la primera victoria de visitante, a los 92' se le escapó la victoria y finalmente se pudo llevar un punto de esa cuidad. 

La primera victoria llegó en la tercera fecha frente a Los Andes en condición de local con los goles de Pablo Vercellino e Iván Borghello. Dejó perder varios puntos en Jujuy donde mereció el empate y de local frente a Chicago en el que empató, aunque tuvo muchas chances claras para quedarse con los tres puntos. Luego de estos dos partidos vuelve a la victoria frente a Chacarita de visitante por 2-0 con goles de Felipe Cadenazzi y Jonatan Belforte, este partido fue uno de los mejores del conjunto paranaense.

El momento de mayor inestabilidad del equipo sucedió en la mitad del torneo, en la fecha 10 venció de visitante a Crucero del Norte por 2-0, y luego en la 13 a Villa Dalmine por 1-0, y por ultimo ganó en la fecha 19 frente a Almagro de visitante, entre medio de estos partidos cosechó cinco derrotas y dos empates e igualó de local frente a Central Córdoba. Si bien mereció mucho más puntos de los que tiene actualmente -20 puntos- en encuentros trascendentales por la lucha por no descender, donde era importante la victoria, el equipo no ganó. En otros cotejos en el segundo tiempo sufrió el desgaste físico normal del partido y terminó perdiendo unidades. 

Darió Ortíz siempre siguió su forma de juego, le fue leal al 4-4-2, si bien Leonardo Morales (lateral por derecha) atacaba más que Facundo Quiroga (lateral por izquierda), pocas veces cambió el esquema, las lesiones complicaron las cosas para que se pueda repetir el equipo, Alexis Ekkert por momentos fue volante por izquierda y también jugaba de enganche, dependiendo el rival y el momento del partido. Entre Enzo Noir e Iván Borghello rotaron para hacerle compañía a Felipe Cadenazzi en la delantera. 

El atacante Cadenazzi y el defensor Alejandro Manchot son los goleadores de Atlético Paraná con cuatro conquistas cada uno, el equipo marcó 15 tantos (diez en la primera parte y los restantes cinco en la segunda mitad del juego). Además, recibió 22 (ocho en los 45 minutos iniciales y 14 en el complemento). 

El Gato en 19 partidos ganó cinco, empató la misma cantidad y perdió nueve, es un preocupante presente para este equipo. La segunda mitad será muy recargada, tendrá que afrontar 25 encuentros, en los que tiene la obligación de sumar muchos puntos para engrosar el promedio para primero salir de lo inmediato de la zona roja del torneo y después para, en caso de salvarse, sumar lo máximo posible para la temporada que viene.

Por Diego Almada.
Foto: Ascenso del Interior.
Compartir en Google Plus

Diego Damián Almada