Sueña con el ascenso


Almagro cerró el año de la mejor manera posible, ya que venció al líder del torneo en la última fecha y se acercó a los puestos de ascenso, aunque durante la campaña tuvo un andar regular, en el que perdió encuentros que a priori eran accesibles para el Tricolor.

Debido a la salida de Fernando Ruíz, DT artífice del ascenso de Almagro a la Primera B Nacional, Felipe De La Riva fue el entrenador seleccionado para dirigir al elenco de José Ingenieros en la temporada 2016/17. 

A las pocas semanas de trabajo del ex técnico de Los Andes, el Tricolor quedó eliminado por octavos de final de Copa Argentina, frente a Juventud Unida, por 2 a 0, en un partido donde el conjunto de Tres de Febrero fue superado ampliamente por su rival y hasta se llegó a cuestionar al DT.

No obstante, el comienzo de Almagro en el campeonato fue, relativamente, bueno: hasta la sexta fecha estuvo invicto y durante la primera etapa del torneo venció a rivales de gran importancia como Chacarita y Chicago. Sin embargo, también sufrió derrotas duras como ante Flandria e Instituto, ambas por 1 a 0.

En el final de la primera parte de la competencia, se vio a un equipo más aceitado con la idea de juego que propone De La Riva, puesto que consiguió terminar la temporada con la valla menos vencida y, además, en la última fecha, superó al puntero de la Primera B Nacional, Guillermo Brown de Puerto Madryn para quedar a solo nueve puntos de La Banda.

El objetivo para la segunda parte del certamen será seguir cosechando puntos para soñar con un ascenso y, en caso de no concretarse, acumular una buena cantidad de unidades para engrosar el promedio y no sufrir con el tan temido descenso.

LA FIGURA:

Nicolás Reniero demostró ser el goleador que pidió Felipe De La Riva para Almagro. El, ahora, platinado atacante acumula siete goles en el torneo y tuvo una racha de cuatro fechas seguidas anotando.

El delantero de 21 años arribó al club a préstamo de San Lorenzo y llegó como el quinto jugador en su posición. Sin embargo, a base de esfuerzo y goles, se ganó un lugar en el once titular, relevando al banco de suplentes, ni más ni menos, que al ídolo de Almagro, Oscar Altamirano.

Una de las cualidades de Reniero es que no necesita de una buena jugada previa para anotar, sino que se fabrica las situaciones solo. Por eso, el entrenador de San Lorenzo de Almagro, Diego Aguirre, se acercó en varias oportunidades al estadio Tres de Febrero para analizar su rendimiento y soñar con un regreso al Cuervo.

Por Agustín Scandroglio.
Foto: Prensa Almagro.
Compartir en Google Plus

Agustin Scandroglio