No pudo mantener el nivel


Luego de una primera mitad de año muy buena en la que terminó quinto en el torneo de transición, Villa Dálmine tuvo un segundo semestre irregular en cuanto a los resultados. 

En la pretemporada no ganó ninguno de los siete partidos que disputó (tres derrotas y cuatro empates) y solamente anotó cinco goles. 

Para la primera fecha había expectativa, el rival fue Juventud Unida de Gualeguaychú y el Viola lo despachó con una goleada de 5 a 0 en Campana. Por varias fechas estuvo invicto y se mantuvo en los primeros puestos. Uno de los triunfos más destacados fue el 2 a 0 a Argentinos Juniors en el cual los dirigidos por Walter Marchesi fueron superiores a los de Gabriel Heinze. 

Desde la victoria por 2 a 1 a San Martín de Tucumán acumuló seis partidos sin ganar de los cuales tres fueron derrotas. Una de ellas fue ante Douglas Haig como local que le costó un invicto de 11 partidos en esa condición. 

En el último partido del año en Campana, le ganó 1 a 0 a Boca Unidos con gol de Pablo Ruíz sobre la hora. Luego, viajó a Mendoza donde perdió 2 a 1 con Independiente Rivadavia.

El conjunto de Campana tuvo buen desempeño en las primeras fechas, pero no pudo recuperar ese gran nivel por las continuas lesiones y el poco recambio del plantel. Marchesi se mantuvo fiel a su esquema de 4-4-2, pero la falta de resultados favorables lo llevó a renunciar luego del último partido.

Villa Dálmine afrontará el 2017 con nuevo técnico, Facundo Argüello quien era ayudante de campo del anterior. Deberá reforzar algunos puestos, principalmente el del arquero ya que Carlos Kletnicki dejó la institución luego de dos años.

Por Joaquín Bertone / @JoaquinBertone4
Foto: Web del Viola 
Compartir en Google Plus

Joaquin Bertone