Entre la espada y la pared

En Douglas Haig no se vivieron horas para nada tranquilas, sino por el contrario fueron de las más revolucionadas de los últimos tiempos. Mauro Bazán y Nicolás López intimaron e inhibieron al club a causa de las deudas contraídas.

Recién hoy se levantó el paro que por más de tres días realizaron los jugadores, ya que se les adeudaban los meses de noviembre, diciembre y enero. Finalmente se llegó a un acuerdo y hoy por la tarde volvieron a los entrenamientos, que no llevaban a cabo desde el jueves.

Hasta el momento se suspendieron tres amistosos, el del pasado martes frente a Defensores de Belgrano de Villa Ramallo por las inundaciones, y los del sábado: frente a Rivadavia de Lincoln por falta de pago a los jugadores del Rojiblanco, y luego frente a Sports de Salto, por el paro de los pergaminenses. Además, mañana se iba a jugar un amistoso frente a Newell's pero también se suspendió por el mismo motivo.

Los dirigidos por Sergio Lippi acordaron parte parcial del pago y, salvo Bazán que por intimar al club se le pagó su deuda completa, el resto del plantel arrancó sin la totalidad del pago de la misma.

Cabe destacar que en los próximos días se programarán otros amistosos.

Por Gabriel Hermiaga



Compartir en Google Plus

Gabriel Hermiaga