Gustavo Gotti: “Que coreen mi nombre fue algo superlativo”.



Gustavo Gotti, goleador de Instituto con siete goles, se muestra agradecido al hincha del club en el que surgió. Además, el delantero confió sus prespectivas para el semestre que se aproxima.

Vive con el arco entre ceja y ceja, mostrándose siempre amenazante ante el arquero rival. Gustavo Gotti no arrancó el torneo como titular indiscutido, le costó hacerse un lugar y cuando tuvo la oportunidad no la desaprovechó: 7 goles en 11 partidos. Gustavo narró lo complicado que es estar avocado a hacer goles: “El delantero siempre tiene que estar convirtiendo para estar vigente”.

Nació el 20 de octubre de 1993 y en el 2011 realizó su debut profesional con la camiseta de Instituto. Gustavo se prepara y sabe que este no será un semestre más, ni para La Gloria ni para él: “Todas las pretemporadas se hacen largas y duras, pero esta más de lo normal. Se vive con una gran ansiedad e incertidumbre al no saber cuando comenzará nuevamente el torneo”.

Instituto se ubica en la quinta posición, a nueve puntos del primer clasificado. Sin dudas, una posición expectante que genera ilusiones en Alta Córdoba. El comienzo no había sido del todo bueno, pero con una importante levantada, Instituto llegó al presente que vive hoy. Gotti, le comentó a BN Partidos: “Sabemos a lo que tenemos que jugar, y los errores que tenemos que corregir en base al semestre pasado”.

El centro delantero tuvo la oportunidad y no la desaprovechó: “Uno todos los días entrena al ciento por ciento esperando la oportunidad y saber aprovecharla. Estoy muy contento porque con mis goles pude ayudar al equipo, que es lo que más satisfacción te da”.

El mercado de pases lo tuvo como protagonista: clubes trasandinos hicieron serios ofrecimientos a Gustavo para trasladar sus goles a Chile: “Tuve algunas propuestas muy lindas, muy interesantes y eso es muy grato para el jugador. Saber que uno es del interés de otros clubes es muy lindo, pero hoy estoy enfocado en Instituto y en dar lo máximo posible para conseguir los objetivos propuestos”. 

Gustavo es querido en Instituto, El Tanque es el apodo elegido por los fanáticos albirrojos para referirse a él. El cariño no es sólo del hincha hacia él, sino que el amor es mutuo: “Tuve varios sueños en mi carrera y uno de ellos era que la gente te reconozca dentro de la cancha. Haber sido premiado con que coreen mi nombre en los últimos partidos del campeonato fue algo superlativo, realmente hermoso, no tengo palabras para describirlo. Sólo agradecimiento al hincha”.  

Por Pedro Fraire / @fraiPedro
Foto: Diario La Nueva Mañana (Córdoba).
Compartir en Google Plus

Pedro Fraire