Taladró en Ciudadela


San Martín fue derrotado por Banfield 1 a 0 en un amistoso disputado en Ciudadela. La figura fue el público Santo que colmó las tribunas. 

Sobre una pretemporada extensa y sin fin, San Martín y Banfield brindaron un amistoso entretenido y con despliegue de buen fútbol; algo raro para una etapa preparatoria. Por parte de ambos equipos, se debería estar en plena competencia oficial, pero los innumerables vaivenes del  fútbol argentino hicieron que sigan el tiempo con duelos amistosos.

Sin embargo, dejaron en claro que son dos equipos de buen pie de mitad de cancha en adelante y que intentan siempre llegar con pelota dominada al área enemiga.

El Taladro terminó ganando un duelo que pudo ser para cualquiera. Los dos conjuntos se liberaron de las ataduras propias de juegos que valen tres puntos y ofrecieron un partido ofensivo, sin piernas fuertes ni demasiada marca en el juego.

El plantel de Julio Falcioni exprimió al máximo su momento y aprovechó un mal cálculo de Nicolás Carrizo, quien pudo haber hecho algo más para desviar la  bomba de Mauricio Sperdutti que estableció el 1 a 0 final.

Los de Ciudadela mostraron su mejor cara en la primera mitad. Pese a no tener un gran dominio del balón, los dirigidos por Diego Cagna fueron expeditivos. Bancaron los intentos rivales y salieron rápido para aprovechar la potencia y velocidad de Gonzalo Rodríguez, la mejor arma de San Martín que generó una y otra chance. 

Aún así en el complemento, la visita sostuvo el ritmo, algo que el local no pudo hacer. Leandro Gracián no logró ponerse el equipo al hombro y el Santo dejó agigantar a su rival. Aún asi el Ciruja pudo ponerse en ventaja, pero el travesaño devolvió el remate de Matías Catalán. 

Un amistoso que resultó más sumas que restas para San Martín a pesar del resultado. Aún así, Cagna debe seguir ajustando tuercas y mejorando tácticas. 

Por Sofía Ladrón de Guevara /@LalaLadron
Foto: Prensa Oficial San Martín
Compartir en Google Plus

Lala Ladron