Crónica de un día de furia


Central Córdoba vive horas intranquilas porque ya no depende de sí mismo para evitar el descenso al Torneo Federal A. Luego de la derrota frente a Atlético Paraná, los hinchas mostraron su malestar al arrojar piedras y se enfrentaron con la policía, quienes respondieron con balas de goma y bombas de gases lacrimógeno. 

El mal clima continuó este jueves porque una persona que se encontraba en el club agredió al presidente del Ferroviario, Francisco Pece. Según los relatos de testigos que se encontraban en el lugar, el individuo se acercó al directivo y le reprochó por el mal momento que vive el equipo. Al final, no tuvo mejor idea que lanzarle un puñetazo. Por esta acción actuaron dos efectivos policiales, quienes detuvieron al sujeto. 

Sin embargo, unas horas después, tras una reunión con unos socios y allegados, el dirigente se acercó a la comisaría y levantó la denuncia. Igualmente, este hecho no calmó las aguas porque a la noche los seguidores del combinado del Oeste se autoconvocaron y volvieron a mostrar su disconformidad con pintadas y cánticos. Con este clima enrarecido, el plantel que dirige Gustavo Coleoni entrenó esta tarde, cuidados por varios policías. 


Por Diego Bentivegna/@bentidiego
Foto: Diario Panorama
Compartir en Google Plus

BN Partidos