Huelga y especulaciones


El plantel de Guillermo Brown habló de la deuda que el club tiene con ellos, y tomó la decisión de no entrenarse ni concentrar de cara al partido con Almagro.

Los jugadores aducen una deuda de cuatro meses, mientras desde la dirigencia se dice que son solo dos meses lo que deben.

El mayor inconveniente llega por el momento que está pasando el equipo en el torneo, ya que aún tiene chances de ascenso y se han dado muchas hipótesis respecto a los motivos de este accionar de los jugadores.

Lo cierto es que Brown debe afrontar un partido importantísimo, si lo gana desaparecen todos los fantasmas, y si lo pierde, el clima va a estar más caliente que nunca.


Por Matías Fernandez Gerardi / @matifernandezg

Compartir en Google Plus

Pablo Pampillon