Leonardo Rizo: "Todo es a base de esfuerzo"


Leonardo Rizo es uno de los centrales claves para San Martín en este segundo semestre. En diálogo con BN Partidos confesó sentirse muy contento por su presente y que "hoy es otro el panorama".

Comenzando desde cero y llegando a usar la 10 en la espalda, Leonardo Rizo podría ser el claro ejemplo de un "pibe del club", de los que empezaron desde abajo y siempre con los brazos en alto para llegar a lograr los objetivos; tal como se refleja en su presente. 

Rizo dio pasos desde la nada para llegar al todo. Hoy con la número ocho en la espalda afirma que su presente es algo que anhelaba lograr. "Ahora me siento mucho mejor porque tuve algunos partidos, que es lo que uno más busca y a pesar de no haber participado el semestre pasado nunca baje los brazos, hoy el panorama es otro gracias a Dios", confiesa el mediocampista con la fuerte convicción de que todavía hay mucho por alcanzar.

La situación boomerang de San Martín pone en dudas todo el futuro del campeonato aunque no resta mucho por jugar. Queda claro que los objetivos a corto plazo y en tales circunstancias a las que se llegó es sostener la categoría. "Lo que buscamos ahora es sacar la mayor cantidad de puntos para no depender de nadie en el tema descenso", señaló el central y agregó  con certeza estar a un paso de lograrlo.

Es así que como fiel chico de barrio, vistiendo la camiseta de sus amores y apoyado siempre por sus seres queridos Leo logró hoy seguir por más. "Lo mejor que me pasó en la vida es la llegada de mi hijo Thiago", revela el central con la emoción y fortaleza de su primer hijo. Por su parte señala que futbolísticamente todo el amparo se pudo reflejar: "En lo profesional estoy muy contento porque nunca bajé los brazos y como dije ahora el panorama es otro; jugué un par de partidos en los cuales aporté pases goles que sirvieron para conseguir resultados". Agregó: "Estoy yendo al banco cosa que antes no tenía ni esa posibilidad; todo a base de esfuerzo", mostrándose agradecido con lo mínimo. 

Finalmente, el central Santo no deja de reconocer el apoyo de la gente albirroja desde sus principios. "La gente de San Martín es única, te sigue a donde sea que vayas", comentó. "En mi caso a pesar de no jugar siempre estuvieron con la buena onda de saludarme y decirme que ya me va a llegar la oportunidad o cosas como esas, nunca me dijeron nada malo y siempre voy a estar agradecido de eso", declaró  el número ocho con total transparencia. "Dios quiera que pueda darles muchas alegrías a la gente, ojalá  Dios me lo permita", concluyó. 


Por Sofía Ladrón de Guevara/ @Lalaladron
Edición: Joaquín Bertone. 
Foto: Prensa Oficial San Martín.
Compartir en Google Plus

Lala Ladron