Merecido campeón


Argentinos Juniors se coronó campeón de la temporada 2016/17 de la B Nacional tres días después de haber concretado su regreso a la Primera División. De la mano de Gabriel Heinze, que logró motivar a un plantel que venía golpeado por el descenso, el equipo de La Paternal fue evolucionando a lo largo del año y logró el ascenso con justicia a cuatro fechas del final.

El Bicho volvió a la B Nacional tras un mal semestre en la máxima categoría, pero sabía que su obligación era el ascenso. Para eso la dirigencia se contactó con Heinze, que venía de dar sus primeros pasos como director técnico en Godoy Cruz, donde no había obtenido muy buenos resultados. Y el debut en Argentinos tampoco fue el esperado: eliminación por penales ante Laferrere en la Copa Argentina.

En cuanto al campeonato, el Bicho comenzó con un andar bastante irregular. Sacó siete de nueve y después perdió dos seguidos, con Villa Dálmine en Campana y con Guillermo Brown en el Diego Armando Maradona (que hasta hoy es la única derrota como local). Sin embargo, llegando a la mitad del semestre, el Gringo empezó a encontrar el equipo ideal después de tanto rotar, y así pudo empezar a potenciarlo. 

Federico Lanzillotta, que había tenido una lesión al inicio del torneo, se asentó como arquero titular y fue clave en las salidas con su gran dominio de pelota con los pies. En la defensa, Jonathan Sandoval se afirmó como lateral derecho tras la lesión de Kevin MacAllister y Guillermo Benítez le ganó la pulseada a Gonzalo Piovi por izquierda. Nicolás Freire, capitán del equipo, por momentos fue acompañado por Sebastián Martínez y Joaquín Laso, pero finalmente el que se afirmó como su compañero de zaga fue Miguel Ángel Torrén.

En el mediocampo, las cosas fueron más simples. Esteban Rolón se hizo dueño de la pelota y fue una de las grandes figuras del equipo. Supo acompañar en defensa (metiéndose entre los centrales) y en ataque (participó en varios goles del campeón) y, si bien en los primeros partidos Gastón Machín era titular, sus dos socios fueron Iván Colman y Facundo Barboza. También, Alexis MacAllister fue una opción de recambio que logró destacarse cuando faltó alguno de los tres hombres del medio.

En la delantera, los responsables de la cuota goleadora. Javier Cabrera por derecha y Braian Romero por izquierda, se desenvolvieron con características similares. Se asociaron con los defensores laterales y con los mediocampistas internos, y con su velocidad complicaron a cada uno de los 22 equipos que enfrentaron en el campeonato. Y como referente de área, Francisco Fydriszewski tuvo eficacia cuando se lo necesitaba.

Argentinos Juniors es merecido campeón, merecidísimo campeón. Supo imponer una idea de juego y, luego, adaptarse a los planteos defensivos de sus rivales. En la segunda mitad del campeonato, muchos equipos fueron a buscar un empate a La Paternal y el Bicho tuvo los recursos para vencer esquemas defensivos y para estar a la altura de los objetivos propuestos a principio de la temporada: volver a la Primera División.

Por Santiago Demartino. 
Foto: Prensa AAAJ. 
Compartir en Google Plus

Santiago Demartino