Arrancar desde la base juvenil


A pesar de que solo hay un par de meses de descanso entre torneos, para Los Andes estos últimos días fueron un sacudón. Con un éxodo casi masivo, el cual abarca desde la dirigencia y entrenador hasta los jugadores, el Milrayitas prepara lo que será un nuevo comienzo de la mano de Jorge Chizzini, su nuevo presidente.


Una vez cumplido el ciclo de Oscar Ferreyra en las paredes del Eduardo Gallardón, la llegada de Jorge Chizzini trajo como noticia la incorporación de Sergio Rondina como nuevo entrenador de Los Andes. El entrenador, de último paso por Nueva Chicago, ya había sido un viejo anhelo de Ferreyra tras la partida de Fabián Nardozza allá por diciembre de 2015. En ese momento, tras la excelente campaña realizada en Villa Dalmine, generó el interés de equipos de Primera División y fue por eso que Arsenal de Sarandí lo alejó completamente de Lomas de Zamora.

Con la tinta ya estampada sobre su contrato, el ahora si entrenador Milrayitas deberá planificar el equipo desde cero. Siendo los pibes del club la única base, Los Andes buscará reforzarse para sobreponerse a la salida de casi todo su equipo.

En cuanto al arco, Maximiliano Gagliardo, quien junto con Maximiliano García fue separado del plantel por Aníbal Biggeri, será tenido en cuenta nuevamente y retornará al plantel profesional. Federico Díaz, arquero juvenil que reemplazó de buena manera a Gagliardo, deberá decidir si continua en Lomas para pelear un lugar o emigrar en búsqueda de la tan ansiada continuidad.

Ya en la línea defensiva, sumado a la partida de Rodrigo Ayala y Marcelo Tinari a principios de julio , las sorpresivas salidas de Gastón Guruceaga, Gabriel Tomasini, Francisco Martínez, Juan Bravo y Maximiliano Barreiro diezmaron completamente el sector defensivo que respecto al torneo pasado solo contará con Sebastián Váldez y Maximiliano García.

La mitad de la cancha se reconstruirá en base a uno de los emblemas y jugadores más queridos como es Gustavo Turraca. Debido a un mal rendimiento las veces que les tocó ingresar, Ramiro López y Mariano Puch no serán tenidos en cuenta y no renovarán sus vínculos con la institución Milrayitas. Misma es la suerte para Luis Zeballos y para Germán Basualdo ya que, opacados por el nivel de Turraca, correrán desde muy atrás en la consideración de Rondina.

El último caso de los volantes es el de Marcos Brítez Ojeda, referente y titular indiscutido en el último ciclo de Aníbal Biggeri, que finalizó su contrato y deberá buscar nuevo Club para el próximo campeonato.

Por último, Andrés Vombergar, quien ya emigró a Olimpija, y Cristian Bordacahar, delanteros titulares y autores de más del 50% de los goles del equipo, no formarán parte del proyecto del nuevo entrenador que solamente contará con Matías Linás y Julián Vivas para ocupar las posiciones de ataque.

Por Juan Manuel Torraco.
Foto: Club Los Andes
Compartir en Google Plus

Juan Manuel Torraco