Otra hazaña para Vico


Brown de Adrogué vivió la mejor temporada de su historia. Así lo expresaron los mismos jugadores y cuerpo técnico, sabiéndose protagonistas de un torneo donde podrían haber terminado más arriba. El objetivo era quedarse, se terminó en el 5° lugar. ¿La próxima temporada? A apuntar más alto.

Con pocos jugadores de renombre, Brown asumió el desafío de mantenerse en la Primera B Nacional, sabiendo que la poca cantidad de partidos acumulados jugaba en contra y cualquier tropezón podía ser caída. A falta de varias fechas, ya se había posicionado entre los primeros 10 equipos del torneo, y finalmente no sólo cumplió ese objetivo, sino también uno interno: "Queríamos alcanzar los 60 puntos. Era un deseo que teníamos dentro del plantel y encima llegamos al 5° puesto", comentó Pablo Vico. 

Siendo esta la mejor campaña en la historia de la institución de Almirante Brown, vale la pena repasar lo que fue la temporada en números.

65 unidades. Fueron las que alcanzó el Tricolor, lejos del campeón Argentinos Juniors (88), pero no tanto así de quien consiguió el segundo ascenso, Chacarita (77). De hecho, Brown pudo terminar más alto en la tabla de no ser por algunos episodios de último momento. Primero, el 1-2 con el mismo Funebrero, donde Chaca logró dar vuelta el partido en los minutos 87 y 92. También el segundo de los 1-1 en el clásico ante Los Andes le quitaron puntos valiosos a los de Vico: Andrés Vombergar igualó el encuentro en la última jugada. Por último, ante Estudiantes de San Luis, también se dejaron tres unidades por el gol de Israel Roldán sobre la hora. También hubo un partido que no se destacó por definirse en el final, sino por el escandaloso arbitraje de Carlos Córdoba, que terminó con la victoria de Nueva Chicago por 2-1. De no ser por estos incidentes, asumiendo que los demás encuentros finalizaran sin alteraciones, Brown hubiera terminado 4° con 71 puntos, y el segundo ascenso se hubiera definido en un desempate entre Chacarita y Guillermo Brown de Puerto Madryn. La particularidad: todos estos partidos fueron en el Lorenzo Arandilla. 

5° posición. Un gusto para todo el hincha de Brown, que terminó en la mejor ubicación de su historia en la Primera B Nacional, donde disputó tres temporadas. Las anteriores, 18° en 2013/14 (50 puntos) y 10° en 2016 (28). En aquella primera ocasión, tres puntos lo condenaron al descenso, a pesar de un arranque de ensueño, derrotando al gigante recién descendido, Independiente, por 2-1 y en el Libertadores de América.

13 goles. Son los que convirtió Juan Manuel García, goleador del equipo, y que se ganó el cariño de toda la gente. Lo siguió Cristián Chávez con 12, mientras que más atrás quedaron Luciano Nieto (7), Juan Olivares (5), Brian Gómez y Javier Grbec (4). Lamentablemente, los dos máximos artilleros continuarán sus carreras en otros equipos: Chávez ya debutó (y con doblete) en Guaraní de Paraguay, mientras que García jugará en Banfield, club dueño de su pase. "Acá fueron mis inicios en la Primera. Fui un afortunado de jugar acá y siempre voy a estar agradecido. Soy muy feliz acá y esperemos algún día pegar la vuelta", declaró el propio García luego de su último partido ante Independiente Rivadavia, donde fue el autor del único gol. Se fueron 25 de los 57 goles que Brown anotó en la temporada, siendo el cuarto equipo que más convirtió. 

8 años. Ese es el tiempo que lleva Pablo Vico, ya renovado en el cargo, como DT del Tricolor. Es el entrenador que más ha estado al frente de Brown, es ciudadano ilustre de Almirante Brown, vive en el club y hasta tiene una calle con su nombre en un barrio privado en San Clemente del Tuyú. Lo que se dice un ídolo con todas las letras.

5 equipos. Son a los que Brown no pudo ganar a lo largo del torneo, sobre 22 rivales. Los Andes (doble empate 1-1), Gimnasia y Esgrima de Jujuy (0-0 en el Arandilla y 0-2 en el norte), San Martín de Tucumán (1-2 de visitante y 2-2 en casa), Estudiantes de San Luis (1-2 en el provincial Juan Gilberto Funes y 0-1 en Adrogué), Guillermo Brown de Puerto Madryn (1-3 en el sur y 1-1 como local) y All Boys (1-4 ante su gente y 0-1 en Floresta). Sólo le ganó ambos cotejos a Atlético Paraná (3-2 y 3-0) y a quien irónicamente terminó inmediatamente por encima en la tabla, Independiente Rivadavia (4-0 y 1-0).

Gran temporada de Brown de Adrogué, con un técnico carismático, que sabe lo que hace y es ídolo en el club; jugadores también queridos por la gente como el arquero Martín Ríos, los defensores Guillermo Pfund, Facundo Lemmo y Victor Soto, los volantes Juan Olivares, Lucas Oviedo y Brian Gómez, y los delanteros Javier Grbec y Juan Manuel García. De yapa, la participación de varios chicos del club, como Francisco Gil y Juan Pablo Ruiz Gómez. 

La campaña venidera será con mayores desafíos, aún intentando ganar los puntos que le permitan no volver a sufrir con el descenso y, por qué no, soñar con alcanzar la Primera División del fútbol argentino. Habrá que rearmar un equipo que pierde figuras, pero, con Vico a la cabeza, ¿cómo no va a ilusionarse el hincha tricolor?

Por Huaman Sosa.
Edición: Lucas Giménez Vallejo.
Foto: Prensa Brown. 
Compartir en Google Plus

Huaman Gabriel Sosa