Se lo llevó la corriente


Central Córdoba no pudo sumar los puntos que necesitaba para permanecer en la B Nacional y en la última fecha descendió al Torneo Federal A. A lo largo del campeonato, el Ferroviario contó con dos entrenadores experimentados como Marcelo Fuentes y Gustavo Coleoni pero no pudieron cambiar el rumbo. 


El equipo del Oeste bajo las indicaciones del técnico Fuentes comenzó el certamen con una derrota frente a Ferro, en el estadio de Caballito. A pesar de eso, en la fecha siguiente, como local, igualó 1 a 1 ante Almagro, pero en su visita a Corrientes se volvió a quedar con las manos vacías en su caída contra Boca Unidos. 

Igualmente, se recuperó rápidamente ya que consiguió tres triunfos seguidos con Independiente Rivadavia, Juventud Unida y Los Andes. Sin embargo, ese camino tuvo un pequeño temblor por la derrota frente a Gimnasia de Jujuy. La visita a la Tacita del Plata quedó en el olvido ya que Central volvió a sumar por dos victorias (con Nueva Chicago y Santamarina) y dos empates (contra Argentinos e Instituto). 

Debido a esas actuaciones, se encontró con las mieles del éxito porque empezó a soñar con alejarse de los puestos de descenso y con la posibilidad de pelear por el campeonato. Esas ilusiones se desvanecieron con el duro marcador que padeció ante Chacarita por 4 a 0 y así empezó una dura racha. En ese tramo igualó dos choques (frente a San Martin de Tucumán y Crucero del Norte) y sufrió dos nuevas derrotas (contra Estudiantes de San Luis y Douglas Haig).

El triunfo obtenido frente a Villa Dálmine cortó el mal momento pero no fue suficiente porque en sus últimos encuentros del año empató con Atlético Paraná y cayó por 1 a 0 ante Brown de Adrogué en el estadio Alfredo Tererra. Con este resultado finalizó el ciclo de Marcelo Fuentes, quien presentó su renuncia unas horas más tarde.

La dirigencia del combinado de Santiago del Estero contrató un nuevo técnico para que asuma el desafío: Gustavo Coleoni. Bajo su mando, en el reinicio del certamen, obtuvo dos puntos frente a Guillermo Brown y Flandria. Luego, ganó dos compromisos consecutivos frente a All Boys (en la última fecha de la primera rueda) y Ferro por 4 a 1. 

A pesar de ese crecimiento, entró en una meseta porque consiguió tres empates consecutivos ante el Tricolor de José Ingenieros, el Aurirrojo y la Lepra. Después de tres encuentros sin victorias, volvió a sumar de a tres porque venció por 3 a 0 a Santamarina. En la jornada siguiente cayó en su visita frente al Canario y así comenzó un camino irregular: derrotó por 1 a 0 a Juventud Unida y obtuvo tres unidades por nuevas igualdades con: Gimnasia de Jujuy, Los Andes y Chicago. 

Luego, el mal momento continuó con los traspiés frente al Bicho, la Gloria y el Funebrero. Después por el empate contra el Ciruja y el triunfo con el Colectivero, recuperó la confianza para volver a luchar. No obstante, en San Luis, obtuvo una igualdad contra el Albiverde y padeció una caída frente al Fogonero. La lucha por la permanencia comenzó a tener mayores urgencias, por ello de golear por 5 a 0 al Violeta pasó a caer por 2 a 1 contra el Gato, quien sufrió su descenso al Federal A. 

Después de esa derrota, su suerte dependía de otros rivales, por ello puso toda la carne al asador ya que se impuso ante el Tricolor de Adrogué y la Banda. En la última fecha, su destino quedó sellado definitivamente debido a su caída frente al Albo por 2 a 1 y por el empate entre el conjunto puntano y el club de Lomas de Zamora. Pese a que nunca bajó los brazos, el Ferroviario no pudo conseguir la permanencia en la categoría y deberá disputar el Torneo Federal A. 


Por Diego Bentivegna/@bentidiego

Foto: Prensa Central Córdoba
Compartir en Google Plus

BN Partidos