Un torneo irregular


Almagro finalizó el torneo en la undécima posición con 60 puntos. El Tricolor sumó mas de la mitad de las unidades en condición de local pero padeció jugar fuera de casa. Como así también tuvo muchas igualdades durante el campeonato.

Almagro comenzó la Primera B Nacional 2016/17 con un claro objetivo: Sumar la mayor cantidad de puntos posibles para olvidarse de la zona de descenso. Tal meta se cumplió, ya que el elenco de José Ingenieros, permanece lejos de descender a la Primera B Metropolitana. Además, finalizó con 14 partidos ganados, 18 empatados y 12 perdidos.

El entrenador, al inicio de la competición, fue Felipe De La Riva, quien dirigió hasta la fecha 27 y tuvo una efectividad del 45, 68% de los puntos. El equipo, al ser dirigido el ex Almirante Brown, se consolidó en la fase defensiva, siendo la valla menos vencida del torneo, pero creaba pocas ocasiones de gol.

Con la salida de De La Riva, Carlos Mayor, un viejo conocido de la casa, se hizo cargo del plantel y solamente dirigió ocho fechas, en la cual tuvo una efectividad muy alta ( 54,17%). En esta instancia del campeonato, Almagro se ubicaba a solo pocos puntos de las primeras posiciones y en José Ingenieros todos se ilusionaban con tener una chance de ascenso. Sin embargo, Mayor tuvo una oferta del fútbol de Japón y dejó el club.

Su reemplazante fue, justamente, su ayudante de campo, Jorge Jiménez, aunque solamente duró tres encuentros y perdió dichos duelos. El cuarto director técnico que asumió fue Edgardo Martini, entrenador de la reserva, pero también su estadía en la primera división de Almagro fue corta (4 partidos y 33,33% de efectividad)

Por último, los dirigentes del Tricolor designaron a Alfredo Grelak como DT hasta la finalización del campeonato y para que comience en la próxima temporada. El ex Quilmes dirigió cinco partidos y tuvo un 46, 67% de efectividad.

Al hablar de los jugadores que más rindieron a lo largo de la competición, nos referimos a las dos posiciones opuestas en la cancha: Uno fue Nicolás Reniero, goleador de Almagro en el torneo con 15 goles, lo que le valió su vuelta a San Lorenzo, club dueño de su pase. El otro es Christian Limousin, quien fue una de las claves del Tricolor durante toda la temporada en la Primera B Nacional.

De esta manera, Almagro cierra un torneo con muchas irregularidades, en las cuales tuvo cinco entrenadores y no pudieron consolidar sus ideas. De todos modos, Grelak tiene tiempo de trabajar y armar un equipo a su estilo en la próxima temporada

Por Agustín Scandroglio / @PikolScan

Foto: www.almagro100.com.ar
Compartir en Google Plus

Agustin Scandroglio