Ezequiel Barrionuevo: "Tratar de consolidarnos como equipo"


Ezequiel Barrionuevo, uno de los pilares del ataque de Santamarina, dialogó en exclusiva con BN Partidos acerca del comienzo del certamen de la máxima categoría del ascenso y, además, se animó a analizar el próximo partido del elenco tandilense, frente a Boca Unidos, en condición de visitante.

Tras la fantástica campaña realizada en Talleres el primer semestre del año pasado, que le dio el ascenso a la Primera División, Ezequiel Barrionuevo recaló en Santamarina para ser uno de los acompañantes de ataque de Martín Michel. Tras un breve período de adaptación, el cual superó rápidamente con creces, se convirtió en una de las piezas importantes tras la asunción de Héctor Arzubialde como director técnico y, cada vez que faltó en el once inicial, el equipo lo sintió. 

Tras un buen cierre de campeonato, el Aurinegro no supo mantenerse por el buen camino y arrancó el torneo con más malas que buenas desde lo numérico en la tabla de posiciones. Hasta el encuentro con Atlético de Rafaela, Santamarina había cosechado tres derrotas y un empate, que pudo haber sido victoria pero se escapó sobre el final en condición de local. Luego, en un partido reñido y en el cual no tenía el favoritismo para llevarse las tres unidades, supo cómo jugarle a la Crema y obtuvo la primera victoria en cinco jornadas. Sobre el dificultoso comienzo en el certamen, Ezequiel opinó: "Sabíamos que el arranque iba a ser complicado. Comenzamos con la pretemporada quince días tarde con un grupo en formación, debido a que muchos jugadores se fueron y otros llegaron. No son excusas, pero nos iba a costar el comienzo, para armar un nuevo grupo y equipo se necesita tiempo y trabajo. Pagamos un poco la falta de conocimiento en los partidos que perdimos, aunque tampoco nos superaron abultadamente, siempre perdimos por la mínima. Por suerte llegó la victoria frente a Atlético de Rafaela, un rival duro que se armó para pelear el ascenso, y eso es lo importante para nosotros: poder crecer como equipo y que los resultados nos acompañen para seguir creciendo en confianza y continuar sumando puntos".

Sin embargo, la tarea de armar un nuevo equipo y de manera rápida para que sea competitivo no es nada fácil en los últimos años en Santamarina. El éxodo de jugadores entre cada receso que existe antes de comenzar un nuevo torneo no favorece a la necesidad de tener un equipo duro en la primera fecha. Tras el empate frente a Atlético Paraná, en la última jornada del campeonato anterior, al Gigante de las Sierras se le fueron cinco jugadores de la plantilla titular más algunos nombres de recambio que eran importantes. Acerca de cuán difícil es reinventarse torneo a torneo con una modificación grande en los nombres del plantel, el ex Talleres expresó: "Es complicado mantener la regularidad con la que terminamos el torneo pasado hasta que el equipo se encuentre y capte lo que el técnico quiere y así poder amoldarnos a un sistema táctico. Se nos fue parte importante del plantel y cuando emigran jugadores titulares por ahí cuesta un poco más. Para ello, hay que trabajar para buscar una regularidad y, sobre todo, lo más importante es hacerse fuerte de local como cada vez que nos tocó recibir a un equipo en el certamen anterior".

Haciendo referencia a ésto mismo, Barrionuevo dejó entrever una autocrítica sobre cuales son los puntos en los que se debe mejorar para obtener el rendimiento deseado: "Hay que ir mejorando cada uno en lo individual, que es lo que nos va a hacer crecer en el juego colectivo y, progresivamente, lo que nos va a ir dando confianza con el transcurrir de los partidos para hacernos fuerte como equipo. Tenemos el recuerdo fresco de que el comienzo de la temporada pasada no fue el mejor y terminamos haciendo un gran torneo, con un pasaje de doce encuentros sin conocer la derrota y ganando partidos a equipos que se encontraban peleando en la zona alta. Todo eso se basó en la confianza que habíamos generado como equipo y nos llevó a hacer un buen papel el campeonato anterior".

Tan sólo transcurrieron cinco jornadas de un total de 25 que se jugarán para determinar los dos ascensos a la máxima divisional del fútbol doméstico. Pese a que es difícil vaticinar quiénes serán los equipos que tengan la posibilidad de codearse con los más grandes del ámbito local, el mediapunta analizó lo que sucedió en estas cinco fechas y, al pasar, nombró un par de equipos que, a su parecer, pelearán por el tan ansiado ascenso: "Es temprano para decir con certeza qué equipos ascenderán, sobre todo porque no se ve uno que sobresale y haga diferencia en el campo de juego. No se ve un equipo como lo fue Argentinos o Chacarita en el campeonato pasado, que sabían a lo que jugaban y marcaban una diferencia respecto del resto. Sin embargo, Aldosivi se armó bien, también está Atlético de Rafaela, Boca Unidos, San Martín, pero no te garantiza nada porque el torneo va a ser muy parejo y disputado para muchos equipos de la divisional".

El día domingo, en el único encuentro de la jornada, Santamarina visitará a Boca Unidos, que necesita sumar imperiosamente para acomodarse en la tabla de posiciones. En relación al cotejo que se disputará en tierras correntinas, Ezequiel vaticinó: "Todos los partidos son complicados y éste no será la excepción. Es un equipo que se armó para pelear los puestos altos y no tuvo el mejor comienzo, por lo que necesitan ganar sí o sí. Nosotros haremos lo mejor posible para traernos algo importante como visitante".

Por último, se le consultó sobre cuáles son las expectativas, tanto en lo individual como en lo colectivo, para lo que resta del semestre, a lo que Barrionuevo señaló: "El reto individual es continuar creciendo y así mejorar para el bien del equipo. Aún estamos en etapa de crecimiento y el objetivo es tratar de consolidarnos como equipo y, de ésta manera, poder terminar los más arriba posible antes de que arribe el receso de verano".

Por Giano Santillán | @GianoSantillan
Foto: El Eco de Tandil.
Compartir en Google Plus

Giano Santillan