Parte médico negativo

Los inconvenientes físicos atentan contra el plantel de Nueva Chicago en este inicio de temporada de la Primera B Nacional. La peor noticia se la llevó una de las incorporaciones, Federico Presedo, quien sufrió la rotura de uno de sus ligamentos cruzados de la rodilla derecha y se perderá el resto del torneo. Además, los desgarros y dolencias musculares afectan a varios jugadores importantes del equipo.

En general las fuertes pretemporadas tienen que ver con las primeras lesiones que aparecen en los planteles, al menos, del fútbol argentino cuando se juegan las fechas iniciales de los torneos domésticos. En Chicago eso ocurrió, aunque también la falta de preparación de los refuerzos que llegaron a último momento jugaron su papel. 

El ex Fénix Federico Presedo sufrió la rotura de uno de los ligamentos de su rodilla derecha y en estos días será operado. El mediocampista ingresó desde el banco en el último encuentro ante Mitre de Santiago del Estero y no tuvo muchos minutos ya que salió un mucho dolor. Entre seis y ocho meses deparará su recuperación.

Además, y ya teniendo en cuenta a los jugadores con los que podrá contar Facundo Arguello para este domingo ante Morón por la fecha 5, el entrenador sabe que no podrá contar con Federico Fattori ni con Facundo Quiroga, ambos desgarrados. Tampoco con Gonzalo Vivas, que todavía no está recuperado del todo de su lesión, al igual que David Achucarro, quien se realizará una resonancia magnética para confirmar el grado del malestar en uno de sus isquiotibiales. 

También cabe nombrar al defensor Tomás Paschetta, quien aún realiza trabajos de kinesiología después de la lesión ligamentaria que padeció en una de sus rodillas en el campeonato pasado.

Por Guido Volpe / @Guido_Volpe
Foto: Prensa Nueva Chicago.

Compartir en Google Plus

Guido Volpe