Panorama complicado para el Blanquinegro


Antes de comenzar el torneo, Riestra sabía lo complicado que iba a ser, ya que contaba a priori con veinte unidades menos y, a eso, hay que sumarle que es la primera vez en su historia que juega en la segunda categoría del fútbol argentino.

El Blanquinegro tuvo un buen arranque de torneo, a tal punto que sorprendió a más de uno. Venció a Morón como visitante en su presentación. Luego, obtuvo dos empates: primero ante Rafaela y después ante Boca Unidos. En ambos partidos mereció más, pero pagó caro la falta de definición en sus atacantes.

En la quinta fecha, en un partido polémico, los dirigidos por Jorge Benítez cayeron ante Quilmes y esa fue la primera derrota del conjunto del Bajo Flores. La polémica estuvo desde el inicio del encuentro, cuando la juez de línea le anuló un gol lícito a Roberto Bochi, al minuto de comenzado el partido. Riestra mereció más durante casi 70 minutos de juego, pero la falta de claridad en sus delanteros hizo que a falta de 10’, el Cervecero marque el gol de la victoria. “Una derrota inesperada” así lo definían jugadores de Los Malevos al finalizar el partido.

Unos días después, no habría fútbol en nuestro país debido a las elecciones legislativas que se llevaron a cabo el 22 de octubre. En ese fin de semana, Riestra enfrentó a Mitre (SDE) por una jornada que quedó postergada de la fecha 1 en base a que ambos equipos terminaron un tiempo después sus respectivos torneos. El duelo finalmente sería para el equipo de Benítez que se impuso 2 a 1 recuperándose  rápido del golpe sufrido una semana antes.

En la sexta jornada debía viajar a Junín para enfrentar al peor de los equipos hasta ese momento. El rival de turno era Sarmiento, que en ese entonces no había marcado goles en lo que transcurría de torneo y por ende tampoco había conseguido la victoria. Finalmente, el Verde se quedó con el triunfo y tras el encuentro, jugadores de Riestra afirmaron: “Fue nuestro peor partido”.

En la séptima jornada, volvió al empate ante el líder Villa Dálmine donde igualó 1 a 1 en otros 90' polémicos, ya que el árbitro Diego Ceballos decidió adicionar 6 minutos más y en el quinto minuto de descuento Renso Pérez marcó la igualdad del Violeta y a Riestra una vez más se le escaparon dos puntos de las manos.
  
Dos dias después se daría a conocer una muy mala noticia en el plantel, ya que Nicolás Varela se rompió los ligamentos en un entrenamiento y estaría sin jugar entre seis y ocho meses. Varela llegó a Riestra en el último mercado de pases desde Comunicaciones y ya había marcado dos goles ante el Deportivo Morón en la segunda fecha.

En la octava,  el rival era Gimnasia (J) en Jujuy. El partido fue un 0 a 0 aburrido donde ambos equipos fueron imprecisos con el balon en los pies, abusaron del pelotazo y finalmente repartieron puntos. 

Con ocho encuentros disputados, Riestra tiene -10 unidades, pero podría tener alguna más. Sin la sanción esta campaña sería aceptable, se encontraría a un punto del reducido: lo cierto es que el duro castigo hace crecer las especulaciones y las dudas en todo el entorno que rodea al Blanquinegro.

Por: Cristian Vallejos /  @CriisVgs
Foto: @TyCSports.
Compartir en Google Plus

Cristian Vallejos