El día que el Viola pasó de la nada a la gloria



Se cumplen tres años de que Villa Dálmine consiguió el ascenso a la Primera B Nacional. En lo que fue una final memorable, los de Campana derrotaron al Tristán Suárez de Ricardo Caruso Lombardi y volvieron a la segunda categoría del fútbol argentino tras 21 largos años de espera. 

El Viola llegó a la final del reducido ante un equipo que desde el inicio del campeonato pintaba como candidato. Es que el conjunto de Ezeiza tenía un presupuesto muy alto para la categoría y en su plantel había jugadores con pasado en Primera. 

Pero ahí estaba Dálmine, que con humildad, sacrificio y trabajo afrontaba esta dura serie definitiva que daría el tercer ascenso a la B Nacional. La ida fue en Campana y Tristán Suárez se impuso por 1 a 0 con gol de Facundo Diz. Los dirigidos por Sergio Rondina tenían la difícil tarea de dar vuelta la historia en condición de visitante. 

El Viola realizó una gran campaña jugando fuera de su estadio y lo demostró en la vuelta. A los 29 minutos del primer tiempo Javier Rossi de cabeza puso el 1 a 0 y empataba la serie. 

Rossi fue el goleador del Viola en el campeonato. (Foto: Web del Viola)

Ya en la segunda parte llegó un gol que quedará en la historia del club. Cuando se jugaban 9 minutos, Ezequiel Cérica recibió la pelota afuera del área, giró y pateó por arriba del arquero para poner el 2 a 0 y darle el tan esperado ascenso a la B Nacional. 

Los jugadores de Dálmine festejan el sgundo gol. (Foto: Web del Viola)
Tras despedirse de la B Nacional en 1993, Villa Dálmine pasó por momentos duros. Un año después, un nuevo descenso lo depositaba en la Primera C. En 1996 ascendió a la Primera B Metropolitana, pero no pudo mantenerse y regresó a la cuarta división, donde estaría por 16 años. Ese día, el 24 de mayo de 2012 el Viola se fue de la C y cambió todo para siempre. 

Al conjunto de Campana le costó adaptarse a la  B Metropolitana a pesar de tener un buen arranque. El peso de una categoría en la que no estaba hacía mucho tiempo se hacía sentir. 

Cuando empezó aquel torneo ni el más optimista se esperaba este desenlace. Es que el semestre anterior, Dálmine se había salvado del descenso a la Primera C en la última fecha. Hoy, tres años después, con altibajos, de a poco se va afianzando en una categoría que cada vez es más dura. 

Sin duda alguna, el 8 de diciembre de 2014 quedará en la memoria de todos los hinchas de Dálmine. 

Por Joaquín Bertone / @JoaquinBertone4
Foto: Web del Viola. 
Compartir en Google Plus

Joaquin Bertone