La reinvención de cada temporada


Tras la gran campaña realizada en la Primera B Nacional 2016/17, como en cada inicio de temporada, Santamarina debió reinventarse para volver a formar un equipo competitivo acorde a la categoría. Aquí, en BN Partidos, hacemos un recorrido del elenco tandilense por las primeras doce jornadas del campeonato que tiene como líder absoluto a Atlético de Rafaela.

"Somos el equipo con menor presupuesto de la B Nacional, casi a la altura de un equipo del Federal B", fueron las palabras de Héctor Arzubialde, técnico de Santamarina, tras la derrota frente a Riestra, pero resaltando el esfuerzo que están realizando sus dirigidos. Y no es para menos, porque como siempre el elenco Aurinegro, al principio de temporada, sufre un éxodo de jugadores que lo obligan a reinventarse nuevamente.

En referencia al último equipo que presentó Santamarina en el pasado campeonato, Héctor Arzubialde debió realizar seis variantes para enfrentar a Aldosivi en el estreno del presente torneo: Tomás Berra, Salvador Sánchez, Francisco González Metilli, Agustín Cardozo, Leonel Pierce y Braian Guille fueron los reemplazantes de Fernando Piñero, Lucas Acevedo, Matías Kabalín, Leonardo Fredes, Milton Zárate y Agustín García Basso. He aquí la clara prueba de por qué al conjunto de Tandil le cuesta tanto un comienzo de temporada.

Estreno que no fue el ideal, derrota 1-2 frente a Aldosivi que llegó a Tandil con todo el hambre de volver a Primera División de la manera más rápida posible. El rival fue más pero, aun así, el Tiburón no cerró el cotejo y, tras un golazo de Braian Guille, el suspenso se mantuvo en vilo en los últimos minutos.

En las primeras cuatro jornadas, los dirigidos por Héctor Arzubialde cosecharon una unidad, como local ante Mitre, en un partido en el que los tres puntos se escaparon sobre el final. A partir de entonces, tras una resonante victoria frente a Atlético de Rafaela por 1-0, se encaminó a una racha de cinco encuentros sin caer, en la cual obtuvo dos empates y tres victorias, todas de ellas ante rivales que aspiran por el ascenso: La Crema, Quilmes (3-2) y Villa Dálmine (1-0).

Las lesiones y suspensiones comenzaron a acortar el plantel de Santamarina, y por lo tanto no extrañó la derrota ante Gimnasia de Jujuy, 3-1 en condición de visitante, que fue un golpe a la pequeña ilusión de afianzarse en la zona del Reducido. 

Por último, el empate ante Los Andes y la derrota ante Riestra también dan casi de baja la ilusión de participar nuevamente en el torneo más federal de la Argentina, como lo es la Copa Argentina 2018. El Gigante de las Sierras no quedó bien posicionado de cara a la última jornada que definirá la clasificación al certamen, ya que depende de otros resultados para acceder a ella.

Décimo octavo, dentro del cuarteto integrado por Sarmiento, Nueva Chicago y All Boys, pero a tan sólo tres unidades de la décima ubicación, que hoy ostenta Brown de Adrogué, Santamarina no se resigna a dar pelea y, por qué no, soñar con el ascenso desde el Reducido, como ocurrió en el 2015. Para ello, sabe que el trabajo será arduo y deberá mejorar mucho de cara a lo que viene.

Por Giano Santillán | @GianoSantillan
Compartir en Google Plus

Giano Santillan