Un semestre completo de irregularidad




All Boys completó un 2017 lleno de irregularidad, mostrando una cara de local y otra de visitante, condición en la que acumula 14 encuentros sin ganar.

A lo largo de estos últimos seis meses, se ha podido ver un Albo muy diferenciado. En condición de local ha encontrado su estadio Islas Malvinas como una fortaleza, donde no ha perdido en sus últimas ocho presentaciones, con un saldo de siete victorias y un empate. 

Todo es muy distinto cuando el blanco y negro sale a jugar fuera de casa. Hace 14 partidos que no puede sumar de a tres, con nueve derrotas y cinco empates. Durante este campeonato no ha sumado: sus seis cotejos lejos de Floresta han dejado como saldo, todas derrotas.

Un equipo que ha jugado partidos de todo tipo, desde buenos por ser efectivo en condición de local hasta muy malos por ser superado ampliamente. Definitivamente no ha logrado plasmar la idea de juego que intenta transmitir su “flamante” técnico, Ignacio González, quien desde su llegada ha sumado apenas 13 unidades en 11 partidos disputados, producto de cuatro victorias, un empate y seis derrotas, que han dejado a All Boys en la vigésima posición del campeonato.

Dentro del plantel se han podido rescatar pocos valores altos respecto a lo futbolístico, quizá pinceladas de algunos jugadores como Leandro Barrera y Matías Sandoval, quienes han sido los más desequilibrantes, y finalmente Nahuel Losada, alguien que ha sido nuevamente un baluarte a la hora de defender su valla.
 

Seguramente, All Boys deberá mejorar mucho a futuro, teniendo en cuenta que vendrá un semestre vital para mantener la categoría. Será fundamental sostener la campaña en condición de local y mejorar en demasía la imagen que ha dejado como visitante.  



Por: Tomás Fabbri / @tomifabbri
Foto: @caallboys 
Compartir en Google Plus

Tomás Fabbri