Un 2017 histórico



Con la primera rueda del campeonato de la Primera B Nacional terminada, llega el momento del análisis y las estadísticas de lo que fue la actuación de Deportivo Morón en el pasado semestre. 

El Gallo vivió, sin ningún lugar a dudas, uno de los años más importantes en sus 70 años de historia. La vuelta a la B Nacional y haber alcanzado la instancia de semifinales en la Copa Argentina fueron los principales hechos de este 2017. 

Su camino en la Copa comenzó con un triunfo 2-0 sobre Patronato, en 32avos de final. Luego, llegó el batacazo: 1-0 a San Lorenzo, con gol de Leandro Guzmán. Ya en octavos, empató sin  goles con Unión, pero avanzó por la vía de los penales. Olimpo fue su rival en cuartos, al que venció 1-0 con gol de Javier Rossi. Ya en semifinales, con un estadio Malvinas Argentinas (Mendoza) repleto y la tribuna del Gallo llena de hinchas con ilusiones, cayó 3-0 frente a River, que finalmente sería el campeón del certamen. 

Por el lado del campeonato de la Primera B Nacional, llegó desde la B Metropolitana, cuando le ganó 2-1 a Platense y concretó el esperado ascenso a falta de cuatro fechas para el final del torneo. 

Ya en la segunda categoría, debutó con un empate en cero frente a Los Andes, en el sur. El estreno del Nuevo Francisco Urbano en la división fue frente al otro ascendido, pero con derrota: 1-3 con Riestra. El primer triunfo llegó en la cuarta fecha, cuando venció 1-0 a Santamarina. Luego de algunas derrotas y otras pardas, en la décima fecha consiguió el segundo triunfo, 2-1 frente a Agropecuario. El final del torneo también fue con una victoria, 1-0 contra Guillermo Brown. 

El Gallo finalizó su semestre en el puesto 13º, con 15 puntos, producto de tres victorias (todas de local), seis empates y tres derrotas; 11 goles a favor y 12 en contra, con lo que consigue -1 en su diferencia de goles. 

Sobre el final se dudaba de la continuidad de Walter Otta al frente del equipo, pero aclaró la situación luego del último triunfo ante Guillermo Brown: "Somos integrantes de un cuerpo técnico que le exige mucho a los jugadores y sentíamos que los jugadores estaban bastante cansados a lo mejor por ser exigidos tanto. Pero los jugadores tuvieron una charla con nosotros, nos dijeron que no, que estábamos todos juntos en esto, eso para nosotros fue reconfortante, mas allá de los resultados. Porque la realidad es que hicimos una Copa Argentina muy buena y que veníamos de ascender".

Fue entonces uno de los años más exitosos desde su fundación para el club del Oeste, que fue celebrado en incontables ocasiones acompañado siempre por un gran número de gente. En 2018, la vuelta al torneo se dará en Adrogué, frente a Brown. 

Por: Guido Manetti / @Guidomanetti
Foto: Clarín
Compartir en Google Plus

Guido Manetti