A todo o nada


Nueva Chicago se juega la salvación de la categoría este lunes desde las 15.30 en Caballito ante Ferro. Los tres puntos serán suficientes, pero si no los consigue, dependerá de otros resultados para permanecer en la B Nacional. 

El Torito de Mataderos jugará uno de los partidos mas importantes de sus últimos tiempos. El descenso a la B Metropolitana es una posibilidad muy latente y la parada de la última fecha en Caballito tendrá lugar en un contexto en el que el Verde tiene la soga al cuello.

Walter Perazzo, quien tomó el barco luego de la partida de Juan José Serrizuela, no pudo enderezar el rumbo de un plantel plagado de jóvenes. Y para este lunes esperará a dos de ellos, ya que Norberto Palmieri y Facundo Mater, ambos en recuperación de sendos desgarros, podrían llegar, al menos, a quedar concentrados.

Chicago depende de si mismo. Si gana se asegurará su estadía en la B Nacional y en el caso de no hacerlo deberá estar pendiente de los resultados de All Boys, Boca Unidos y Mitre de Santiago del Estero. En el caso de que el Verdinegro empate (o pierda en el peor de los casos) y alguno de estos tres equipos triunfen, perderá la categoría.

Si de fútbol hablamos, en la previa parecen ser nulos los fundamentos por los cuales se pueda pensar que los de Mataderos vencerán a Ferro en Caballito. Pero hay algo que es cierto, esto es fútbol, y todo un barrio prenderá velas para rezar que el Torito permanezca al menos una temporada más en la segunda división del fútbol argentino.


Por Guido Volpe / @GuidoVolpe
Foto: Prensa Oficial Nueva Chicago.
Compartir en Google Plus

Guido Volpe