Descenso digno


Finalizó la participación de Flandria en la Primera B Nacional temporada 2017/18, en la cual el Canario descendió a la Primera B Metropolitana luego de dos años de jugar en la segunda categoría del Fútbol Argentino.

El conjunto de Jáuregui tuvo un andar muy irregular en este ultimo campeonato, donde en las primeras fechas fue muy pobre y en la segunda parte del torneo, se convirtió un equipo muy solido logrando grandes resultados.

Como decíamos, en el primer tramo de la temporada, Flandria sumó solamente tres puntos en las primeras ocho fechas, y recién consiguió su primera victoria en la novena fecha ante All Boys por 1 a 0.

Luego, el equipo siguió sumando derrotas y alguna victoria, hasta que llegó la fecha 16 frente a Villa Dálmine, donde el Canario se impuso por 1 a 0, y a partir de ahí, el elenco dirigido por Sergio Gómez y Favio Orsi, sumó ocho partidos consecutivos sin perder, lo que hizo ilusionar al hincha con el milagro de la salvación y que por pocos puntos no pudo alcanzar.

"Remamos todo el océano y morimos en la orilla" se escuchó decir de parte de algunos jugadores y dirigentes, lo que llenó de gratitud al hincha y en la última fecha, despidió al equipo con aplausos y un grito de guerra: "Vamos a volver".

Lo positivo de Flandria durante el torneo fue la dupla delantera: Luciano Pons y Sebastián Matos, quienes marcaron 18 goles entre los dos (diez y ocho respectivamente), más la consolidación de Christopher Cabral y Diego Sosa como una dupla central confiable.

Lo negativo del Canario en la temporada fue los pocos puntos que sacó de local, donde solo sumó 10 puntos de posibles 36, y en una categoría tan dura como la B Nacional, es muy importante hacerse fuerte de local.

Por Agustín Scandroglio / @PikolScan
Foto: Club Flandria.
Compartir en Google Plus

Agustin Scandroglio