La misma historia de siempre




Con un primer semestre para el olvido y un segundo que llegó a ilusionar a la parcialidad Verdolaga, Ferro pasó su décimoquinta temporada en la B Nacional de manera consecutiva sin pena ni gloria.

El conjunto de Caballito comenzó con Fabio Radaelli, un viejo conocido de la casa, al mando del equipo con la ilusión de una vez por todas volver a Primera División donde estuvo por última vez en el año 2000. Desde antes que comience el torneo la relación entre la hinchada y la subcomisión de fútbol profesional no se encontraba en su mejor momento por lo que la gente fue impaciente a lo largo de todo el certamen.

La primer prueba la tuvo en Tucumán frente a San Martín donde perdió 1 a 0 pero podría haberse llevado algo más. Pese a eso en el segundo encuentro frente a Almagro y con partido igualado en cero, en la primera mitad la parcialidad de Oeste ya emitió silbidos para con los jugadores aunque sobre la hora y sin merecerlo Ferro se quedó con los tres puntos.

Después de esa victoria los dirigidos por Radaelli no terminaron de encontrar un modelo de juego, muchos jugadores no se encontraban en su mejor momento y comenzó la debacle del Verde en el torneo con tres victorias al hilo frente a Insituto, Juventud Unida y Agropecuario. Desde esa racha de tres partido perdidos seguidos, el conjunto de Caballito no mejoró y fue aún peor con una victoria, dos empates y tres derrotas más hasta que finalizó el semestre y sin poderse sostener en nada, Fabio Radaelli renunció al cargo para que en su lugar arribara Alejandro Orfila, quien el torneo pasado había perdido la polémica final ante Deportivo Riestra por el ascenso a la B Nacional en el banco de Comunicaciones.

Orfila trajo con él a Gabriel Díaz, Tomás Asprea y a la carta fundamental de este Ferro, Jonathan Herrera quien finalizó como goleador del torneo. Además de los refuerzos, la llegada del Chano al banco de suplente trajo un orden futbolístico y muchos jugadores lograron potenciarse con él, como Bruno Barranco, Herrera, Lautaro Torres y Rodrigo Mazur que volvió a las luego de una lesión en la espalda que lo tuvo afuera de estas durante aproximadamente un año.

El segundo semestre fue mejor para los de Caballito que lograron cinco victorias, cuatro empates y cinco derrotas, consiguiendo en un momento estar con chances de entrar al reducido por el ascenso, algo que con el ciclo anterior parecía imposible. La gente terminó contenta con lo realizado por el plantel en la última parte del torneo y debido a ello el técnico uruguayo renovó el contrato con el club por una temporada más. Horas después de confirmar su continuidad, Orfila dio la lista de jugadores que no tendrá en cuenta para el año que viene entre los que están Franco Aragón, Braian Aquino, Alejandro Pérez, Roberto Moreira Aldana, Joanthan Bay, Sergio Sánchez, Juan Manuel García, Facundo Affranchino, Osvaldo Barsottini y por último Guillermo Vernetti.

Si bien Ferro el año que viene no comenzará de la mejor manera con respecto a los promedios, todo el mundo Verdolaga e inclusive el cuerpo técnico y plantel se prepararán para pelear en los puestos de ascenso con la intención de ese tan ansiado retorno a la Primera División del fútbol argentino luego de 18 años.

Por Juan Pablo Criscuoli
Edición: Joaquín Bertone. 
Compartir en Google Plus

juan pablo criscuoli