Gastón Martínez: "Cualquier jugador que llega a Chaca sabe que tiene que pelear arriba"


BN Partidos tuvo la posibilidad de hablar con Gastón Martínez, nuevo refuerzo de Chacarita. El defensor central habló sobre esta oportunidad que tiene en El Funebrero y, además, contó sobre sus equipos anteriores como Alvarado y el Evian Thonor Gaillard de Francia. 

A pesar de que haya más tiempo de lo habitual por el Mundial, Chacarita no quiere dormirse, en el mercado de pases, como le pasó en la temporada anterior y, por eso, ya empezó a cerrar refuerzos de la cara a la B Nacional en la que buscará volver rápidamente a la máxima categoría.

Una de esas incorporaciones es la de: Gastón Martínez. El defensor central firmó un contrato por dos años sin cargo y, cuando comience la pretemporada (12 de junio), Jorge Vivaldo podrá contar con él.

- ¿Cuáles son tus características?
- Soy un defensor zurdo, rápido, alto y de buen juego aéreo. Me gusta tomar riesgos para salir jugando y soy fuerte en el mano a mano.

- ¿Cómo se da tu llegada a Chaca?
- Se pudo dar porque soy de las características del técnico. Me venía observando en las temporadas que estuve en Alvarado. Más allá de que tuve varias ofertas del Nacional B, esta fue la que más me llamó la atención por todo lo que significa Chacarita. 

Antes de llegar al conjunto de San Martín, Martínez estuvo dos temporadas y media en Alvarado, equipo del Federal A: “Jugué todos los partidos, solamente quedé afuera por acumulación de amarillas y por dos expulsiones que tuve en esos casi tres años. Mi rendimiento, gracias a Dios, fue muy bueno y, por eso, me buscaron varios equipos de la B Nacional”, expresó.

En sus inicios, el futbolista, de 27 años, se fue de Resistencia para hacer inferiores en Talleres de Córdoba. A los 18 años, emigró al Evian Thonon Gaillard de Francia en busca de experiencia. El chaqueño manifestó cómo fue su estadía en el país Galo: “Firmé un contrato profesional, ascendí de tercera división a segunda y por cuestiones de nacionalidad (ocupaba cupo), me tuve que volver”.

- ¿Te costó adaptarte?


- Fue complicado. Había ido con otros dos chicos y me quedé solo porque no pudieron quedar. Uno con el afán de estar en Francia, quería hacer todo lo posible para entender y que me entiendan. Igualmente, pasé un lindo momento y ojalá se vuelva a repetir. Me quedó el sabor amargo de tener que volverme y dejar todo lo que uno estaba forjando. Esas oportunidades se vuelven a dar, solamente si te va bien en el fútbol argentino. 

- Me imagino que el irte a Francia fue una locura para tus conocidos…
- En ese tiempo, mis amigos de Chaco no me creían, decían que estaba trabajando en algún campo y les estaba mintiendo. Recién estaba saliendo Facebook y por ahí podía poner alguna que otra foto y demostrarles que era verdad. Fue cómico hasta que pude llegar a las redes sociales.

- ¿Te queda alguna anécdota de esos años?
- Sí… principalmente con el tema del idioma. En el día a día, un jugador árabe me hacía de traductor, yo le decía cosas para que le diga al técnico y él le comunicaba todo lo contrario: que no quería jugar, lo insultaba y el entrenador me miraba con cara de: “¿Qué le pasa a este?”. Nos reíamos mucho.

Luego de su paso por el Evian Thonor Gaillard, el que era su representante, en ese momento gerenciador de Sportivo Belgrano, lo envió al conjunto cordobés: “Tuve la oportunidad de jugar y ascender a la B Nacional. Después, me fui a préstamo a un equipo para agarrar ritmo, porque en la segunda categoría habían llegado refuerzos de renombre como (Leonardo) Talamonti y (Gabriel) Colombatti. Volví a Sportivo Belgrano, no tuve la posibilidad de jugar en ese tiempo, decidí rescindir y empezar de nuevo en Deportivo Roca, equipo del Federal A”.

Después de jugar en El Depo, pasó por Alvarado hasta firmar en Chacarita: “Conozco la historia de Chaca, la hinchada que es más que conocida, además de seguirlo bastante en Primera. Es un club muy importante en el que me voy a jugar una ficha y no la puedo desaprovechar. Creo que estoy capacitado para jugar acá”. 

- Hablaste de la hinchada… ¿cómo imáginas ese primer partido en San Martín?


- Hoy cuando llegué, estaba hablando con mi esposa sobre lo que sería jugar ahí. Me tocó estar en Alvarado, pero no tiene la misma cantidad de hinchas. También en Sportivo Belgrano, jugué contra San Martín de Tucumán, con mucha gente, pero esto es otra cosa: vas a ser local, vas a saber que te van a estar tirando para adelante permanentemente. Estoy contento y ansioso porque llegue ese momento, pero antes que nada hay que prepararse bien en la pretemporada y estar a disposición del técnico.

El Chaco tendrá la posibilidad de compartir zaga central con Germán Re, un referente del fútbol. Sobre El Colo, expresó: “Nada más ni nada menos que Re. Mi viejo me dice ‘que locura de que puedas compartir plantel con un jugador de esas características, de ese potencial’. Estoy ansioso por conocerlo y aprender muchas cosas de él”.

- ¿Alguien ya te habló del mundo Chacarita?
- De este plantel no conozco a nadie, pero tuve la oportunidad de jugar con Fernando Coniglio en Sportivo Belgrano. Me contacté con él y me habló muy bien del club, de la gente, de la institución, y eso me dejó tranquilo.

- Por último… ¿qué expectativas tenés en El Funebrero?
- En cuanto a lo personal, jugar todos los partidos que sean posibles y rendir. Eso es lo que va a llevar a objetivos grupales que obviamente el nuestro es el ascenso. Cualquier jugador que llega a Chacarita sabe que tiene que pelear arriba y tratar de volver a disputar un ascenso.

Por Gastón Rienzi / @GastonRienzi
Foto: Chaca Oficial. 
Compartir en Google Plus

Gaston Rienzi