El terror al gol que lo hunde en los promedios



Aun sin haber podido sumar de a tres en lo que va del torneo, Los Andes parece haber ingresado en un tobogán con rumbo directo hacia lo desconocido. A pesar de merecer más puntos de los obtenidos, las dos unidades los sitúan en el fondo de la tabla y preocupan seriamente a todo Lomas de Zamora. 


Luego de haber dejado atrás el final de un torneo complicado, el empate ante All Boys en condición de local, parda que le permitió a Los Andes asegurar su lugar en la categoría, pareció tranquilizar momentáneamente a gran parte de los hinchas del sur del Gran Buenos Aires. Aun con Gabriel Lobos a la cabeza, La Copa del Mundo desarrollada en Rusia extendió la etapa preparatoria a la espera de un nuevo torneo. Con la idea de sumar un buen colchón de puntos, 14 refuerzos, los cuales se sumaron a una cantidad parecida de salidas (entre ellas de nombres importantes como Maximiliano Gagliardo), renovaron los aires y las expectativas en el Eduardo Gallardón. 

Sin embargo, la ilusión y las esperanzas duraron poco tiempo: Gabriel Lobos, luego de dos caídas consecutivas, dejó su cargo con menos de un año al frente del Milrayitas. Más allá de lo que a priori parecía una complicación para los dirigentes, Aníbal Biggeri, de gran labor durante su último paso por Lomas, rápidamente aceptó las condiciones y nuevamente se vistió con los colores de Los Andes. 

La presentación no fue la mejor, una derrota ante Sarmiento como local y un empate una semana después en Adrogué, dejó en claro la cuenta pendiente del equipo: la efectividad de cara al arco rival. Con apenas un gol en seis partidos, yendo más atrás en el tiempo, la eficacia a la hora de convertir es un problema que Los Andes acarrea desde el comienzo del 2018. Desde el partido ante San Martín de Tucumán en febrero, sin contar amistosos, Los Andes disputó 19 partidos oficiales marcando apenas 11 tantos. Hasta el momento, el goleador Milrayitas es Fabricio Lenci, autor de tres de esos 11 goles, y quienes lo siguen en la tabla son Ezequiel Cerica y Gastón Álvarez Suárez, ambos fuera del club. 

Más allá de los méritos y la buena cantidad de opciones de gol que Los Andes generó en la gran mayoría de los partidos, la falta de contundencia lo ha obligado a dejar puntos en el camino. De los 19 partidos disputados, solo en dos ocasiones los tres puntos quedaron para el Milrayitas, con la curiosidad de que ambos partidos fueron en condición de local (ante Juventud Unida de Gualeguaychú y Brown de Adrogué). Los restantes 17 se dividen en ocho empates y nueve derrotas, dejando un total de 14 puntos sobre 57 posibles, un promedio, que tranquilamente podría ser condenatorio.

Por Juan Manuel Torraco.
Foto: Club Los Andes.


Compartir en Google Plus

Juan Manuel Torraco