Un cierre de año para el olvido


Terminó el primer semestre de Quilmes en el Torneo de la Primera B Nacional 2018/2019 con números altamente negativos. Con solo dos victorias en 13 fechas disputadas, la salida de un director técnico, futbolistas que rescindieron sus contratos y además culminó el año en zona de descenso directo. Sin dudas El Cervecero deberá mejorar muchas cosas en el futuro si no quiere sufrir un panorama mucho más negro.

El hincha quilmeño había comenzado la segunda parte del año 2018 con la ilusión de que su equipo volviera a los primeros planos y sea protagonista en la divisional, pero la realidad fue otra y terminó el primer semestre del campeonato con el ánimo hecho pedazos. El arranque había sido prometedor a pesar de algunas derrotas en el medio. Lo más destacado fue la victoria de local ante Los Andes, en el primer compromiso en el Estadio Centenario. Luego llegó un triunfazo de visitante ante Platense en Vicente López.

De 15 puntos posibles Quilmes había cosechado solamente seis, pero ese triunfo ante El Calamar le daba al Cervecero un aire de optimismo en lo venidero del torneo. Después llegaron los empates en uno ante Gimnasia y Esgrima de Mendoza, como local y ante Villa Dálmine en Campana. Luego llegaron las malas. Primero con una derrota contra Agropecuario Argentino ante su gente. Y prosiguió con una dura caída en Sarandí por 4-1 ante Arsenal. Tras dicho resultado y con varias críticas hacía su trabajo, el director técnico Marcelo Fuentes dejó su cargo como entrenador del plantel profesional.

Con la urgencia de tener a un hombre sentado en el banco que conozca a la institución, llegó en su reemplazo el DT de la reserva Leonardo Lemos. Hizo su debut en la décima jornada ante Defensores de Belgrano, con derrota incluida en condición de local por 2 a 1. El cierre del año tuvo tres empates en fila. Dos de ellos en cero ante Gimnasia y Esgrima de Jujuy y contra Santamarina de Tandil. El último se dio ante Instituto en Córdoba, respectivamente. En dichos compromisos se dio una mejoría en cuanto al juego, pero los simpatizantes cerveceros no se quedaron conformes con las igualdades conseguidas.

Para colmo, El Decano cerró el primer semestre del campeonato en zona de descenso directo junto a Los Andes. En el medio del campeonato se le fueron algunos jugadores a la institución de Vicente López y Esquiú. Uno de ellos fue el delantero uruguayo Sebastián Sosa Sánchez, que se desvinculó del elenco de la zona sur del Gran Buenos Aires y retornó a su país de origen. Otra de las bajas fue el juvenil atacante Eric Ramírez, sin lugar en el primer equipo rescindió su contrato y volvió a Gimnasia y Esgrima La Plata, club del cual es proveniente.  

Una de las caras nuevas que arribó en plena competencia fue la del defensor Alan Alegre, proveniente de Aldosivi de Mar del Plata. Mientras que estaría avanzada la llegada del delantero Fernando Telechea, actualmente en El Tiburón. Más allá de los refuerzos que puedan llegar, Quilmes deberá mejorar en muchos aspectos. Es un plantel con muchos “pibes” de la institución y que no pueden llevarse toda la responsabilidad del momento. Necesitan una mano para poder salir adelante. Principalmente la del hincha, que debe bancar a sus jugadores y de esa forma, saldrán todos juntos de este presente negativo.

Por: Osvaldo Sosa / @OsvaldoGSosa
Foto: Prensa Quilmes Atlético Club
Compartir en Google Plus

Osvaldo Sosa