Un tardío despertar



Ferro tuvo una temporada que estuvo dividido en dos etapas: en 2018 con Alejandro Orfila fue muy irregular, mientras que en 2019 Jorge Cordon le dio una identidad de juego y realizó un semestre muy positivo.

Si hay que hablar del torneo de Ferro, hay que dividirlo en dos etapas. Primero fue la era de Alejandro Orfila que estuvo hundida en la irregularidad sin encontrar una idea de juego, con jugadores en muy bajo nivel y un equipo que no tenía rumbo. En la segunda parte del torneo, tras dos derrotas consecutivas de Orfila, fue el momento de Jorge Cordon que todo lo que realizó fue positivo y terminó el torneo sin saber lo que es perder. 

En los primeros partidos del torneo, Ferro se hacía fuerte de local y débil de visitante. Con el correr de los encuentros esto se hizo más notorio: sólo una victoria como visitante ante Almagro y algunos triunfos importantes como lo fue ante Arsenal de Sarandí. Sin dudas una primera parte para el olvido, ya que fue el equipo que más perdió y hasta se empezó a especular con el descenso. 

En 2019 después de perder ante Gimnasia (J) y Santamarina, Orfila dio un paso al costado. El uruguayo dejó un equipo sin respuestas futbolísticas y con un estado anímico muy debilitado.

Con Cordon como DT, los juveniles empezaron a tener rodaje y fue allí donde este equipo comenzó a crecer en lo futbolístico. Luego de un par de empates, llegaron cuatro victorias consecutivas (la mejor marca en todo el torneo), después otro par de empates y finalizó con una victoria con suerte ante Brown de Adrogué. En total fueron 9 encuentros con Cordon como entrenador, con 4 empates y 5 victorias. 

Pese a la gran campaña post Orfila, este envión no le alcanzó a Ferro para entrar en el reducido y quedó a las puertas del mismo. 

Entre los jugadores más destacados a nivel anual se puede hablar del goleador Enzo Díaz (14 tantos), y del capitán Gabriel Díaz que pese a ser defensor marcó 7 goles. Además, el arquero Andrés Bailo y los laterales Hernán Grana y Rodrigo Mazur fueron claves en los buenos y malos momentos. Por otra parte se destaca la aparición de chicos como Matías Mariatti, Fernando Miranda y Nicolás Gómez. Si se mantiene esta base y el cuerpo técnico para el próximo torneo, Ferro podría dar de que hablar.

Por Cristian Vallejos / @CriisVallejos20 
Foto: @FerroOficial
Compartir en Google Plus

Cristian Vallejos